Izquierda Unida aplaude la decisión de Lobo Marley de denunciar ante la Fiscalía una supuesta cacería de lobos en Riofrío

La formación de izquierdas espera que la consejería de Medio Ambiente no haga en esta ocasión oídos sordos como ya lo hiciera cuando José María González llevó este asunto a las Cortes - marzo de 2012 – o ante la solicitud, hasta en tres ocasiones, del parte de incidencias y resultados de la montería celebrada el 18 de diciembre de 2011.

Izquierda Unida de Ávila apoya y aplaude la media emprendida por Lobo Marley cuestionando la  actuación de la consejería de Medio Ambiente y denunciando ante la Fiscalía la supuesta muerte de lobos el pasado 18 de diciembre de 2011 en una cacería en Ávila.

 

Una denuncia ante la que la Junta de Castilla y León "no podrá hacer oídos sordos a una cuestión llevada por Izquierda Unida a la mesa de las Cortes de Castilla y León en diversos momentos de la legislatura y que en ningún momento ha recibido respuesta por parte de los responsables políticos del Partido Popular. Una actuación en la que incluso José María González, procurador de Izquierda Unida, mantuvo contacto con la Fiscalía de Medio Ambiente ante la posible apertura de diligencias informativas a tenor del debate parlamentario que tuvo lugar el pasado 13 de marzo de 2012".


En marzo de 2012 José María González, procurador de Izquierda Unida en las Cortes regionales, elevó una pregunta al pleno ante los hechos ocurridos en la localidad de Riofrío. En la citada montería, con no menos de 60 puestos de caza y no menos personalidades “de mucho calibre”, se abatieron media docena de jabalíes, si bien lo preocupante fue la batida de una manada de lobos. Una matanza ante la que la consejería de Fomento y Medio Ambiente no se dio por aludida. Ni siquiera el propio debate plenario – recogido en el diario de sesiones del 13 de marzo de 2012 - sirvió al propósito de Izquierda Unida de que se aclararan unos hechos “sumamente graves” pero que despertaron las risas entre la bancada popular y que fueron calificados en su momento por el consejero de la rama, Silván Rodríguez, como “rumores”, asegurando que “si cualquier persona de la consejería hubiera tenido conocimiento de ello se hubiera abierto expediente”.


Un primer paso al que Izquierda Unida de Castilla y León respondió con la solicitud, hasta en tres ocasiones y sin éxito, a la mesa de las Cortes de Castilla y León del “parte de incidencias y resultados de la montería celebrada el pasado 18 de diciembre de 2011, que los organizadores están obligados a rendir en un plazo de quince días tras la fecha de la cacería, de acuerdo con lo establecido en la condición 4 de la Resolución de 14 de diciembre de 2011 del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, por la que se autoriza la celebración de la montería en el corto de caza AV-100029”.


Actuaciones que  despertaron el interés de la Fiscalía de la sala de Medio Ambiente y Urbanismo. José María González puso en su conocimiento que dicho asunto provenía de llamadas anónimas de diversos ciudadanos así como de la página web aravaceos.blogspot.com.es, en la que se hacía referencia a la citada cacería así como a los nombres de algunos de los participantes en la misma. Igualmente Izquierda Unida dejaba claro que si no había acudido a los tribunales a denunciar los hechos era porque “nuestra función en sede parlamentaria ha sido perfectamente cumplida”.


El paso dado en estos días por Lobo Marley es bien recibido por Izquierda Unida de Ávila que espera que el mismo sirva para aclarar todo lo sucedido y, en el caso de ser ciertas, se pongan en práctica las responsabilidades oportunas y una disculpa desde el consejero de Medio Ambiente y el grupo parlamentario Partido Popular.