Izquierda Unida advierte que la subida de los precios tanto del ferrocarril como de la autopista impiden la recuperación de Ávila

Para la formación de izquierdas la situación de las infraestructuras abulenses sigue siendo un factor determinante en la mala situación tanto laboral como económica de la provincia. “Lo que debe negociar el Partido Popular no es una rebaja en los precios del peaje, sino su definitiva eliminación”.

Izquierda Unida de Ávila llama la atención sobre los perjuicios que para los abulenses puede tener la reciente subida de los precios tanto en el peaje de la AP-6 como de las comunicaciones ferroviarias tanto de cercanías, media distancia y regionales, aquellas que más emplean por trabajadores, estudiantes y todos aquellos que se desplazan frecuentemente a Salamanca, Madrid o Valladolid. Subidas para los ciudadanos, e incremento de los costes para las empresas, lo que en todo su conjunto “pone en duda e incluso impiden la recuperación económica y laboral de la provincia abulense”.


 “Desde hace tiempo Izquierda Unida ha querido llamar la atención sobre la importancia que tiene para la recuperación económica y laboral de Ávila la situación de las infraestructuras que más nos afectan, como la AP-6, la AP-51 y las comunicaciones ferroviarias, infraestructuras que ya sea por su coste, como en el caso de las primeras, o por su abandono, principalmente en el caso de las segundas, son y serán determinantes para la recuperación de esta provincia”, señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida, que recibe el incremento de los precios en todas ellas en este inicio de 2014 como “una pésima noticia para los abulenses”.


Que viajar entre Ávila y Madrid pueda llegar a costar 20,60 euros a los vehículos ligeros y entre 44,90 y 52,50 euros a los vehículos pesados resulta un auténtico lastre y un freno para que cualquier empresa pueda plantearse ubicarse en esta provincia” señala José Alberto Novoa, que critica que “no son rebajas ni descuentos en la AP-51 lo que debe anunciar, prometer y negociar el Partido Popular, sino la eliminación definitiva de los peajes tanto de esta autopista como de la AP-6”. Un mensaje en el que “recibimos  con sorpresa las palabras del PSOE, que reclama ahora la eliminación de los peajes cuando hace apenas dos años rechazaba entrar en debates de esta índole”. A este respecto José Alberto Novoa insiste en el cumplimiento de la Sentencia de la Unión Europea, que desde abril de 2010 declaró ilegal la ampliación de la concesión de la gestión de la A-6 en 35 años y que revertiría al Estado a partir del 30 de enero de 2018.


Subidas en los viajes por carretera, y subidas en el viaje por tren. “Parece que el regalo del Partido Popular en este 2014 para todos aquellos que usan el ferrocarril para desplazarse a sus lugares de trabajo o estudio, principalmente, es el incremento de las tarifas”. Para el coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila resulta “una desfachatez que entre mensajes de descuentos y rebajas en otros tipos de trenes, principalmente el AVE, los abulenses tengan que ver que viajar a Madrid, Salamanca o Valladolid les costará 12 euros si es en cercanía o media distancia y 9 si es en regional”.


Incrementos y subidas que “ponen en cuestión tanto los compromisos del Partido Popular con esta provincia como el propio optimismo económico que destila en los últimos días el partido conservador, empeñado en hacer creer a los abulenses una bonanza económica que no es tal. Porque el día a día de los abulenses no es de optimismo, sino todo lo contrario”.