Izquierda Unida advierte al Partido Popular que el recorte de prestaciones dibuja un complicado escenario en Ávila

Para José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, “la situación de la provincia es demoledora, como demuestra que el 56,5% de los desempleados ya no reciban prestación alguna”.


 
Izquierda Unida de Ávila vuelve a poner el acento en el “preocupante” escenario económico, social y laboral que se sigue dibujando en Ávila. Un escenario donde el último de los datos ofrecidos deja sobre la mesa la preocupante cifra de que más de la mitad de los abulenses en paro ya no perciben ninguna prestación económica. “Estamos hablando de que el 56,5% de los abulenses que están en situación de desempleo no perciben prestación alguna y son cifras que hablan a las claras de la dura realidad de las familias abulenses, para las que la recuperación no es ni siquiera una posibilidad a corto o medio plazo”.


Para José Alberto Novoa “este tipo de datos son los que constatan que en la provincia de Ávila el paro se está convirtiendo en un problema crónico”. Y es que “no sólo no se genera empleo, como se puede demostrar con este tipo de datos, sino que el incremento del desempleo con la llegada del otoño ha venido a recalcar la estacionalidad y temporalidad del mercado laboral abulense, que únicamente ofrece la salida del exilio a otras provincias para los ciudadanos que aquí no llegan a encontrar no sólo un futuro sino un presente laboral”. Porque “es imposible que los ciudadanos puedan salir adelante con dignidad desde la precariedad y el recorte de prestaciones. Y esta debería ser la primera y única preocupación de un Partido Popular muy alejado del día a día”. Señala la formación de izquierdas que “sólo desde una garantía clara de empleo estable, propiciado e impulsado desde la inversión pública, con la puesta en marcha de un Plan de Empleo para Ávila, así como la atención adecuada a las personas en situación de desempleo, será posible comenzar a crear un futuro lejos de la miseria que ofrece el Partido Popular”, un partido que “ha llegado a presentar como aval de la creación de empleo la caída en el gasto de las prestaciones, cuando la realidad que se esconde bajo ello no es otra que la pérdida de derechos de aquellos para los que la falta de trabajo es la dura realidad cotidiana”.


Cifras reales “y muy duras” que son “las que deberían tener en cuenta aquellos que durante estos días han debatido en Ávila la sostenibilidad del sistema público de pensiones en España dentro del II Congreso de Economía y Libertad de la Universidad Católica de Ávila. Mientras que aquellos que se llaman expertos reivindican la importancia de los planes de pensiones privados, la realidad es otra mucho distinta. La realidad de Ávila se dibuja en el 56,5% de desempleados sin prestaciones, en los 16.305 parados y en un Salario Mínimo Interprofesional congelado en los 645 euros como si fueran suficientes para vivir con dignidad” critica José Alberto Novoa. Es por ello que José Alberto Novoa considera que “hacer un llamamiento no sólo a abrir un sistema de pensiones privado sino a dotarlo de los suficientes fondos como para poder vivir del mismo es un ejercicio de cinismo y falta de realidad”. Porque “en este país la ruptura económica entre los distintos estratos sociales es cada vez más aguda”. Para Izquierda Unida de Ávila “la solución está en reforzar el sistema público de pensiones, reforzar la definitiva incorporación de la mujer en igualdad de condiciones salariales, incentivar el empleo juvenil, combatir la economía sumergida...” En definitiva “son muchas las actuaciones que se pueden desarrollar por encima de una apuesta privada que precisamente llega avalada de aquellos cuyas condiciones salariales están muy por encima de la media de los ciudadanos”.