Izquierda Unida abandona la mesa de trabajo para el programa de Fiestas de Navidad

El grupo municipal de Izquierda Unida critica la “total ausencia de carácter participativo” de la comisión de Fiestas convocada en la mañana del martes para, “supuestamente”, informar y trabajar en el programa festivo de Navidad.
El grupo municipal de Izquierda Unida critica la “total ausencia de carácter participativo” de la comisión de Fiestas convocada en la mañana del martes para, “supuestamente”, informar y trabajar en el programa festivo de Navidad. Una reunión en la que “la falta de todo ánimo participativo” ha llevado a Sara Doval, concejala de IU en el Ayuntamiento de Ávila, a mostrar su desacuerdo y abandonar la reunión “Una mesa de trabajo que estaba convocada para escuchar las propuestas de la oposición y mejorar el próximo programa festivo finalmente sólo ha servido para informar del documento elaborado e impuesto por el Partido Popular” lamenta la concejala de la formación de izquierdas, que ante tal situación ha decidido abandonar la misma. “La metodología de trabajo del concejal de Fiestas, Miguel Ángel Abad, no resulta participativa cuando a cada propuesta de la oposición, y en el caso concreto de esta concejala, no se aceptan por falta de tiempo para aplicarlas”. Una excusa que para la concejala de Izquierda Unida resulta “inadmisible cuando se nos convoca para trabajar sobre un documento al parecer ahora inamovible por calendario”.

Un programa de fiestas ante el que, por encima de propuestas concretas, la concejala de Izquierda Unida propone una drástica reducción. De este modo Sara Doval, que anuncia el voto en contra de IU al programa de Fiestas de Navidad, presentará en la próxima comisión de Cultura, Educación y Deportes una propuesta para que se destinen 10.000 euros de la propia partida del programa de Fiestas, “lo que equivale a un concierto de pago”, entre otras cuestiones “a que ningún niño de Ávila se quede sin regalos en esta Navidad”. Para ello Sara Doval instará a que, a través de organizaciones como Cruz Roja o Cáritas, se destine parte del presupuesto de fiestas para abordar las necesidades de las personas que están sufriendo la crisis en silencio. “Para Izquierda Unida la austeridad debe empezar por los gastos menos importantes, ya que la prioridad deben ser las personas con dificultades” apunta Sara Doval, para la que “si existe una partida para la Navidad nada mejor que destinar parte de la misma para que todas las personas puedan vivirla” en un momento en el que las ayudas de emergencia social “no cubren las necesidades de las familias”.