Izal y Gotelé, profeta en su tierra, se llevan al público abulense al bolsillo

Concierto de Izal en la Cubierta Multiusos de Ávila. Fotos: Avilah

Los madrileños Izal, y los abulenses Gotelé, hicieron vibrar al público abulense anche durante su concierto de la pasada noche en la Cubierta Multiusos. Los primeros, hicieron saltar a los asistentes con tan sólo el epílogo de "Copacabana", los segundos, que actuaron como teloneros, terminaron agradeciendo al numeroso público su asistencia y apoyo.

Terminaba la actuación de Gotelé con un agradecimiento de la banda a aquellos que habían acudido a la Cubierta Multiusos en un número tal que daba la sensación de que estaban en una nube. A los que venían a verlos y a los que se les han encontrado porque venían atraídos por el grupo principal de la noche, los madrileños Izal.

 

El agradecimiento debería ser mutuo, ya que contando con la poca experiencia del grupo en tinglados de este tamaño, la necesidad de esta ciudad de romper con el dicho del no ser profeta en su tierra y aplaudir a un grupo de aquí, máxime cuando algunos ponían en duda su victoria en el Play Music que les llevó este año a Sonorama, y el ser los anfitriones de un grupo ya consagrado como Izal, Gotelé consiguió meterse al público en el bolsillo gracias a una actuación de muy buen nivel. La banda abulense puede estar orgullosa de esta "presentación seria" en su ciudad de origen.

 

Y en estas que Gotelé había hecho el precalentamiento, llegó Izal a presentar "Copacabana" en Ávila en pleno mes de octubre... en un mes de octubre en que Ávila está en unas temperaturas más propias de una playa brasileña.

 

Sonar el epílogo del tema que da nombre al tercer disco de estudio de Izal y el millar largo, el mil y pico de asistentes que colmaba medio recinto, se puso a saltar y a cantar, espoleados por un comienzo frenético, sobre todo tras sonar el segundo tema "Asuntos delicados", en el que ya el público estaba entregado al grupo.

 

Muy buen sonido, muy buena puesta en escena y un puñado de canciones de esas cuyas letras tienen sentido y la gente se aprende. Quizá la etiqueta de indies les reste atracción para el público que únicamente consume la música que suena en las radio fórmulas, pero Izal tiene maneras para convertirse en uno de esos grupos que un día escuchas por casualidad y acabas teniendo su CD metido en el radiocasette -o como quiera que se llame ahora- de tu coche, puesto a diario mientras vas a trabajar.

 

Si además asistes a uno de sus directos como el de esta noche, no te quedará otro remedio.

 

IZAL

 

 

 

GOTELÉ

 

 

Noticias relacionadas