IU– Unidad Popular sitúa la creación de empleo como uno de los pilares básico y apuesta por un Plan de Empleo garantizado

La propuesta busca la creación de un millón de puestos de trabajo. “El objetivo es dar una solución a las miles de personas que no disponen de un trabajo, algo que tiene mucho que ver con la realidad del día a día en Ávila”.

 

En momentos de crisis económica “el Estado tiene que ser el garante del empleo”. Es por ello que Izquierda Unida – Unidad Popular abordará el próximo proceso electoral, y por ende los próximos cuatro años, con dos ejes principales en sus propuestas, como son las políticas sociales y de empleo. En este último caso la idea es clara, “queremos poner en marcha un Plan de Empleo garantizado”
Explica Mónica Martínez, candidata de Izquierda Unida – Unidad Popular por Ávila al Congreso, que el Plan de Empleo garantizado tiene como objetivo proporcionar trabajo a un millón de familias españolas.

 

"Debemos dar una solución a todas esas familias que se encuentran en una situación extrema, algunas de las cuales tienen todos sus miembros en paro, y en el peor de los casos, inclusive han perdido el derecho a una prestación por desempleo”. Situación que Mónica Martínez trae a la realidad de Ávila. “Lejos de haber dado un giro de 180 grados, como la ministra de Empleo vino a decir a Ávila, en esta provincia nos encontramos con una realidad muy diferente” incide Mónica Martínez. “Una realidad  que pasa porque el 60 por ciento de los parados abulenses han perdido el derecho a una prestación, por una estacionalidad y temporalidad constante del empleo que ha vuelto a incrementar las cifras del paro hasta los 15.648 desempleados, porque hasta lo que llevamos de año la caída en la afiliación en la Seguridad Social supera el millar de personas, porque 3.407 abulenses han abandonado Ávila hasta la fecha para trabajar fuera de esta provincia o porque uno de cada tres trabajadores abulenses se puede considerar pobre, dado que cobra menos que el Salario Mínimo Interprofesional”. 

 

Por tanto, un Plan de Trabajo garantizado “que tiene mucho que ver con la realidad de la provincia de Ávila”. Una propuesta que los responsables económicos de Izquierda Unida – Unidad Popular sitúan en torno a una inversión de 15.000 millones de euros, de los cuales 6.000 se recuperarían con impuestos y cotizaciones sociales derivadas de los propios empleos creados, que buscarían incidir en nichos laborales hasta la fecha poco explorados como son los servicios sociales, la dependencia, cuidado de espacios urbanos, actividades culturales o de ocio y  medio ambiente.

 

Y todo ello con un compromiso en firme. “Desde Izquierda Unidad – Unidad Popular estamos comprometidos a derogar las reformas laborales del Partido Popular y PSOE que tanto daño han hecho a los trabajadores y recuperar los derechos de los trabajadores, la dignidad del trabajo”.