IU solicita un estudio sobre el impacto económico de la Tarjeta Visitávila

El grupo municipal de Izquierda Unida ha solicitado en Junta de Gobierno la realización de un estudio pormenorizado que permita calibrar “el impacto real y verdadero” de la tarjeta Visitávila en el turismo de la ciudad

La formación de Izquierdas ha solicitado un estudio con el que calibrar “las repercusiones reales de su puesta en marcha, más allá de valoraciones personales sin ningún fundamento”, según comenta Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.

 

Barcenilla señala que la solicitud de este estudio no es nueva y que “ya lo pusimos sobre la mesa como uno de los requisitos que debían haber sido imprescindibles desde el mismo momento en el que se aprobó este producto turístico”, un producto ante el que “pese a lo que algunos miembros del Equipo de Gobierno del Partido Popular quieran sugerir, no estamos por definición en contra. De lo que estamos en contra es de la puesta en marcha de cualquier producto sin un estudio correspondiente que demuestre que no se está jugando con el dinero de los abulenses”.

 

Es por ello que el grupo municipal de Izquierda Unida ha presentado en Junta de Gobierno la necesidad de llevar a cabo un completo estudio de la tarjeta Visitávila, un estudio que incluya el análisis económico de la tarjeta, su impacto en la recaudación, su rentabilidad tanto económica como turística y la adecuada promoción de la misma.

 

Queremos un estudio que incluya una comparativa de ingresos y pérdidas sobre lo recaudado anteriormente dado que, por ejemplo, la tarjeta supone una pérdida en la recaudación por las entradas de la Muralla, ingresos importantes no sólo para las arcas municipales sino para la conservación del propio monumento y que hay que tener en cuenta”, indica Monserrat Barcenilla.

 

Piden un estudio en el plano económico pero también en el promocional. La portavoz de IU indica que “hay que valorar la promoción que se ha hecho de la misma y los lugares en los que se ha realizado, más allá de la fachada del Palacio de los Caprotti, un lugar a todas luces inadecuado si lo que pretendemos es atraer turistas a nuestra ciudad por medio de este producto” a tenor de un estudio que “debe poner las bases tanto de los medios y lugares adecuados como del gasto promocional de la misma, un gasto actualmente desconocido y quién sabe si ajustado o desproporcionado ante los resultados obtenidos”.

 

 “En estos momentos el Partido Popular no tiene ninguna herramienta para argumentar si está o no funcionando bien la tarjeta Visitávila” comenta Montserrat Barcenilla ante una propuesta que “debe poner de manifiesto oportunidades, debilidades, errores o fortalezas de la misma”.