IU reitera sus críticas a la "rebaja indiscriminada de impuestos" del PP

Santiago Jiménez y Montserrat Barcenilla, en rueda de prensa. / Foto: Antonio S. Sánchez

Izquierda Unida, en palabras de sus portavoces en el Ayuntamiento y en la Diputación de Ávila, Montserrat Barcenilla y Santiago Jiménez, ha reiterado sus críticas a la "rebaja indiscriminada de impuestos" que quiere hacer el Partido Popular en la ciudad “sin tener en cuenta a quien más tiene y a quien menos”, por lo que Barcenilla ha advertido que son “unas ordenanzas que benefician a los primeros”.

Izquierda Unida de Ávila ha reiterado sus críticas a la "rebaja indiscriminada de impuestos" que quiere hacer el Partido Popular en la ciudad y, según ha explicado la portavoz del partido en el Ayuntamiento de Ávila, Montserrat Barcenilla, "fruto de un intenso trabajo” a fin de equilibrar una propuesta “electoralista” de Ordenanzas Municipales 2015 presentada por el PP, “que busca beneficiar económicamente a los que más tienen”, el grupo municipal de IU ha presentado en el Ayuntamiento de Ávila un compendio de enmiendas “realistas”.

 

En palabras de Barcenilla, es realista porque “si el Ayuntamiento pierde unos ingresos de dos millones de euros será imposible seguir prestando los actuales servicios, y los ciudadanos lo saben que el PP no supo gestionar el dinero en tiempo de bonanza y ahora las deudas hay que pagarlas y los servicios deben seguir prestándose”.

 

Barcenilla ha ido desglosando en su intervención las diferentes tasas, comenzado por laTasa de Basuras, de la que "IU se posiciona contraria a su rebaja" y piden que "se mantengan las tarifas de 2014", porque "el coste de la recogida no ha bajado", por lo que "no hay nada que justifique la bajada", y cuestionó que "si hay un estudio que diga que cuesta menos, que lo bajen por igual, no a unos un 5% y a otros un 90%".

 

En el tema de la celebración de eventos deportivos, a los que se presente subir las tasas el próximo año, IU se ha mostrado "contraria a que suba el coste", porque "no se puede subir y pretender atraer después competiciones deportivas a la ciudad".

 

Por otro lado, Barcenilla tambián ha apuntado que “resulta inasumible e insostenible para el Ayuntamiento perder una recaudación de un millón de euros por una rebaja del Impuesto de Bienes e Inmuebles”, una bajada que, en palabras de la portavoz “para los ciudadanos será prácticamente inapreciable porque rebaja por igual y de forma indiscriminada a quien más tiene como a quien menos”. En este caso, avanzó, la formación de izquierdas "apuesta por mantener el tipo del año pasado", recordando la necesidad de “bonificar los barrios anexionados, a los que se les da menos servicios”, así como “recargar aquellas viviendas vacías siempre y cuando tengan un fin especulativo”.

 

Algo similar propone con el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y el Impuesto sobre Construcciones, “rebajados a su vez en 2013 y 2014 sin que haya supuesto ni más obras ni más empleo”, explicó, y añadió que "eso sí, bonificando las obras que sean fruto de la Inspección Técnica de Viviendas, porque es algo a lo que se le obliga a los ciudadanos”.

 

En cuanto a la Tasa por Matrimonios Civiles, ha asegurado que “hemos comprobado que aquellas celebraciones que se realizan fuera del salón de plenos, cobran tanto por la celebración como por el alquiler de la dependencia”, lo cual “nos parece desmesurado”, ante lo que se pide que el trámite administrativo “debe ser igual se celebre donde se celebre”.

 

Y en cuanto a la macro ordenanza para atraer empresas a la ciudad, IU presenta modificaciones, como que “deberán comprometerse un mínimo de inversión y puestos de trabajo”, así como las bonificaciones, “que deberían ser distintas en función del porcentaje en que crezca la plantilla, pues no es lo mismo que una empresa de cinco trabajadores contrate cuatro, que esos cuatro lo haga una empresa con 200 trabajadores", y que “se bonifique más si los contratados están en riesgo de exclusión social”, apuntó Barcenilla, aportando en una batería de medidas en la que también se incluya que “los contratos duren lo mismo que la bonificación”.

 

Por todo ello, Barcenilla ha reiterado sus crítica y ha advertido que "si el Ayuntamiento pierda unos ingresos cercanos a los dos millones de euros, el PP recortará sus servicios en una cuantía similar.