IU reclama un informe de Intervención que aclare la compra de sillas desde Deportes para la celebración de una misa

Montserrat Barcenilla, portavoz del grupo municipal de IU Ávila, reclama la máxima transparencia posible ante un asunto “en el que el Partido Popular está ocultando información”. La formación de izquierdas lamenta que el PP rechace la elaboración de este informe.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila reclama la “máxima transparencia posible” ante la polémica “y precipitada” adquisición de sillas y vallas desde la concejalía de Deportes para su empleo en otros eventos diferentes a esta área como fue la misa celebrada en El Grande con motivo de La Santa. Un gasto “importante, dado que la compra supuso a las arcas municipales 35.000 euros que desde el primer momento el Equipo de Gobierno del Partido Popular no ha sido capaz de saber explicar con claridad su pro cedencia. Y todo ello bajo una total ocultación de información y falta de transparencia”.


Una crítica que lanza Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, después de haber solicitado en la mañana de hoy, en Junta de Gobierno, un informe desde Intervención a fin de conocer “el gasto exacto de la compra, las facturas y la partida concreta desde la que salió el dinero que usado por la concejalía de Deportes para comprar las polémicas sillas”. Polémica porque a lo largo de las últimas semanas “han sido varias las versiones ofrecidas desde el Equipo de Gobierno, desde la versión que indicaba que eran unas sillas cedidas a una última, y ante la insistencia de la oposición, en la que ya reconocían que se habían comprado, apuntando que fue del remanente de la llevada a cabo en el muro de las Covachuelas de donde se obtuvo el dinero necesario”.


Una solicitud de informe “a la que se ha negado el Equipo de Gobierno del Partido Popular en una decisión que no contribuye a aclarar este asunto. Por el contrario aumenta la polémica sobre la adquisición de un material que, cierto es, podrá usarse en otros eventos públicos, pero la realidad es que se han detraído 35.000 euros para una cuestión que no era prioritaria”

Noticias relacionadas