IU presenta enmiendas a las Ordenanzas Fiscales 2016 a fin de romper la propuesta “continuista” del PP

Alberto López, Montserrat Barcenilla y Henar Alonso.

El grupo municipal de izquierdas presenta un trabajo “para corregir desequilibrios y arbitrariedades, bonificar la creación de empleo, gravar en función de la capacidad económica de los sujetos”. Una propuesta muy centrada en cuestiones como el empleo, el deporte o las actividades culturales y que recuerda la exención de pago de las plusvalías en caso de dación en pago.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha presentado enmiendas a 25 de las 49 ordenanzas fiscales de cara al debate de las próximas Ordenanzas Municipales 2016. Una propuesta “trabajada” que no sólo incluye “la eliminación de ordenanzas que ya están obsoletas” sino que busca “corregir los desequilibrios y arbitrariedades” que ya presentaban las ordenanzas de 2015. Y es que “pese a que el Partido Popular se encargo de anunciar que había sido un verano sin vacaciones, su propuesta de modificación de ordenanzas únicamente presenta modificaciones a 8″. Una propuesta, por tanto, “que no sólo sigue beneficiando a los que más tienen sino que supone una línea continuista y sin cambio alguno respecto al anterior Equipo de Gobierno del Partido Popular. Si querían ser diferentes a sus antecesores tenían que haber trabajado mucho más”.

 

Unas enmiendas que, como quiso defender Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila y que estuvo acompañada por Alberto López y Henar Alonso, “se han trabajado pensando en los ciudadanos, pensadas en promocionar la cultura y el deporte, en conseguir unas ordenanzas más justas en las que pague más quien más tiene, en las que se bonifique por el mantenimiento y la creación de puestos de trabajo, en función de la capacidad económica…”

 

Uno de los capítulos más importantes dentro de las enmiendas presentadas por Izquierda Unida es el referido a la exención de pago plusvalías en caso de dación en pago. “Pedimos que se modifiquen las ordenanzas para que se aplique la Ley de Haciendas Locales, que marca que las transmisiones realizadas por las personas físicas con ocasión de la dación en pago de la vivienda habitual han de estar exentas de pago de la llamada pulsvalía”.

 

En el caso del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), “el impuesto del que proceden la mayor parte de los ingresos del Ayuntamiento de Ávila”, Izquierda Unida de Ávila propone un gravamen del 0,53, frente a la reducción del 0,49 al 0,48 que propone el Partido Popular. Igualmente sigue proponiendo recargos para viviendas permanentemente vacías y bonificaciones, entre otras, del 50% a las viviendas en los barrios anexionados.

 

Toca Izquierda Unida de Ávila la Tasa por el Uso Privativo del Dominio Público – en la que incluye que, por ejemplo, una terraza pueda pedirla ocupación de una calle por un periodo menor a un año – así como la Tasa de Recogida de Basuras, que este año no modifica el Partido Popular. “Sigue beneficiando a hoteles de cinco estrellas, restaurantes o conventos, mientras grava a colegios, hospitales, centros de salud… Por ello proponemos lo que ya se recogía en las ordenanzas de 2014, por ser más justas, y modificar la tasa para las viviendas particulares en función de su tamaño”.

 

Una de las propuestas más amplias en las que ha trabajado el grupo municipal de Izquierda Unida es la referida a las Tasas por Uso de Instalaciones Deportivas. “Hemos tratado de equilibrar lo que podría definirse como una pasada“. Y es que Izquierda Unida denuncia la enorme arbitrariedad en los precios que se marcabanen el uso de las distintas instalaciones, las bonificaciones y reducciones de precio o los costes que se marcaban por el uso de la luz entre diferentes espacios. “Hemos abordado un ajuste de todos los precios de las instalaciones, bonificaciones a estudiantes y jóvenes, que se estudie el coste de la luz para adecuarlo al pago que debe hacer el usuario o que se aborden cuestiones como que en 2016 la propuesta del PP duplica el precio por el uso de la piscina para una actividad que se desarrolle durante todo el día respecto a 2015″.

 

Recoge la propuesta elaborada por Izquierda Unida de Ávila mayores bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas en función del incremento de la plantilla en las empresas; revisar los precios en la Tasa de Agua “a partir de los 50 metros cúbicos y siempre teniendo en cuenta el nivel económico del usuario”; en el Impuesto de Vehículos Sobre Tracción Mecánica recuperar los precios de 2014, “bonificar los vehículos con una antigüedad mínima de 25 años, dado que entendemos que el que tiene un coche de más de 25 años es porque no puede comprarse uno nuevo” y se incluye como novedad en las bonificaciones los vehículos que usen gas licuado; en el Impuesto de Construcciones y Obras “que los beneficios de la reducción del 50 por ciento se de cuando no se hayan obtenido subvenciones de otra administración o bien, en el caso de los establecimiento comerciales se haga siempre y cuando se mantenga los puestos de empleo y se bonifique con el 90 por ciento cuando las obras vienen obligadas por la Inspección Técnica”; mientras que en la Tasa por el Uso de Espacios Culturales se busca bonificar en función del sujeto y la actividad, beneficiando a asociaciones sin ánimo de lucro, actividades gratuitas, de interés público…

 

Y todo ello pidiendo la retirada “de la capacidad que se quiere otorgar al teniente alcalde del área y al alcalde para bonificar o exencionar del pago de una tasa a su potestad. Queremos que dichas cuestiones pasen por Junta de Gobierno y se justifiquen”.