IU pone en marcha su campaña 'LOMCE NO: Insumisión. Hay Alternativa'

Aseguran que el objetivo es implicar "no solo al profesorado sino a las familias y estudiantes".

Izquierda Unida ha puesto en marcha la campaña ‘LOMCE NO: Insumisión. Hay alternativa’, después de la aprobación definitiva en el Congreso de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Esta campaña incluye la elaboración y difusión de un ‘Manual de desobediencia’ dirigido a toda la comunidad educativa, entre otras acciones.

 

"Parece el testamento de Rouco Varela. Esta ley va a ir de la cuna a la tumba porque nos declaramos insumisos. Vamos a hacer una campaña intensa con la comunidad escolar para conseguir que cuando cambie la mayoría parlamentaria se haga una ley educativa digna de España", señalan desde IU.

 

IU asegura que "va a construir desde la insumisión" una nueva educación por ser la "mejor manera de construir una nueva ley que se haga con el consenso de la comunidad escolar y que pueda perdurar en el tiempo".

 

El mencionado manual no lo elaborará IU en solitario sino que "recabaremos propuestas ciudadanas a través de la Red". La intención es hacerlo público a mediados de diciembre con iniciativas o ejemplos para profesores, padres y alumnos.

 

Como ejemplos entre las acciones concretas el proponer a los padres y madres que no presenten a los estudiantes a las nuevas reválidas que implanta la LOMCE, que tachó como “modelos de selección de unos pocos”, o que aquellos profesores o progenitores que se declaren insumisos cuelguen fotos en la Red de sus actividades, como ya está sucediendo.
 

El manual se completará con más acciones concretas, recogidas a través de las propuestas que aporte la ciudadanía, que serán consultadas con las plataformas de defensa de la Escuela Pública y en las asambleas de la ‘Marea Verde’ para su difusión y apoyo por parte de la comunidad educativa.

 

La campaña tendrá dos líneas de actuación: una de resistencia o respuesta y otra de propuesta. En esta última, “queremos abrir un proceso constituyente sobre educación para que toda la ciudadanía se pronuncie y diga cómo le gustaría que el sistema educativo público sea en el futuro”, dicen.