IU pone en cuestión el ahorro económico publicitado por el PP tras la organización del nuevo Ayuntamiento

Conocidas las diferentes comisiones, su periodicidad y la asignación por asistencia, IU indica que el ahorro total respecto a la legislatura pasada apenas supone el 7%. “El Partido Popular parece haber organizado el trabajo municipal para que sus concejales cobren como una especie de pseudoliberados”, afirman.

“Mientras el Equipo de Gobierno del Partido Popular promociona la nueva organización del Ayuntamiento de Ávila no sólo como una forma de trabajo equitativo sino una herramienta de ahorro de recursos económicos, lo cierto es que conocidas las comisiones, la periodicidad de las mismas y la asignación por asistencia el ahorro respecto a la legislatura anterior será de apenas un 7%, pasando de un presupuesto por asistencia a comisiones de 884.237 a 819.097 euros” señala Alberto López Casillas, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.

 

Una organización municipal que, indica, no sólo no responde a lo que reflejaron las urnas “sino que se ha diseñado de tal forma que los concejales del Partido Popular puedan cobrar una asignación importante”.

 

Una denuncia que el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila realiza bajo el cálculo de las retribuciones de los grupos políticos y concejales, y su comparativa con la anterior legislatura. “De los 884.237 de la anterior legislatura el gasto por comisiones pasará a ser de 819.097 euros, un montante del que el 56 por ciento, cerca de 460.000 euros, son asignaciones para los concejales del Partido Popular, que no han asumido ni en lo político ni en lo económico la pérdida de respaldo electoral”.

 

“Los números son claros cuando se trata de ver quién ha asumido el verdadero recorte en recursos municipales” señala Alberto López Casillas cuando refleja que el grupo municipal de Izquierda Unida, “pese a mantener sus tres concejales, ha visto recortado en un 24 por ciento sus recursos”. Circunstancia que “no va a impedir que sigamos desarrollando nuestra labor política” apunta López Casillas.

 

“Este hecho contrasta con la realidad para el Partido Popular, que habiendo perdido el 36% de su representación, ha visto reducida su asignación sólo en un 23%, lo cual demuestra que la crítica realizada por Izquierda Unida en relación a la distribución de cargos de confianza entre los grupos y a la reducción de la asignación por grupos, estaba justificada por suponer una clara discriminación para los grupos de la oposición, ya que este hecho no sólo afecta a Izquierda Unida, como demuestran los datos de porcentaje de representación y de asignación económica de los partidos de la oposición de la presente legislatura”.

 


En este sentido desde la formación de izquierdas se entiende que la transparencia en el desarrollo de la función política “ha pasado a ser una cuestión indispensable e irrenunciable”. Por ello “los ciudadanos deben conocer lo que supone a sus bolsillos el desarrollo de la actividad municipal”.

 

Y a este respecto desde el grupo municipal de Izquierda Unida se apunta que como promedio sus concejales cobrarán cerca de los 330 euros, “dado que una parte de la asignación se detrae para financiar el partido fruto del Código Ético asumido en su momento por los concejales de IU”, y que deja la cifra “muy lejos de los 853 mensuales que cobrará el que menos cobra de los concejales del Partido Popular por asistencia a comisiones, una asignación importante y que bien se podría considerar como una pseudoliberación si tenemos en cuenta la cuantía del Salario Mínimo en este país”.