IU Piedralaves denuncia la demolición del muro histórico del antiguo colegio para la construcción de un aparcamiento

Muro derribado junto a la escuela

La formación de izquierdas denuncia que el Equipo de Gobierno del Partido Popular no había informado ni en pleno ni en comisión de una obra que ha “terminado de forma brutal con una parte de la historia y la estética del municipio”.

“El Partido Popular, con María Victoria Moreno a la cabeza, ha destruido a golpe de excavadora con uno de los elementos de la historia de Piedralaves”. Así lo denuncia el grupo municipal de Izquierda Unida de Piedralaves ante los hechos ocurridos este jueves cuando las excavadoras derruían el muro del antiguo colegio, una construcción del 36, a fin de convertir la fachada norte de las antiguas escuelas en un nuevo aparcamiento. Una obra “y una precipitación que sólo puede entenderse dentro de la precampaña electoral iniciada por el Partido Popular ante las próximas elecciones del mes de mayo” señalan desde la formación de izquierdas en lo que consideran una “agresión brutal e incomprensible hacia uno de los elementos que formaban parte de la historia de la localidad”. Una actuación mucho más incomprensible si cabe teniendo en cuenta que María Victoria Moreno es la presidenta de la Comisión de Cultura y Turismo en las Cortes Regionales.


Según denuncia Izquierda Unida de Piedralaves “ni en pleno ni en comisiones se ha informado de esta obra, ideada con total nocturnidad y alevosía desde el Equipo de Gobierno del Partido Popular, que no ha tenido en cuenta que el patio posterior de esa misma escuela podría haber albergado un aparcamiento no sólo de mayor capacidad sino de un menor coste económico y sobre todo un menor coste estético para el municipio”.


Desde Izquierda Unida de Piedralaves se valora esta obra como una agresión al municipio que pone de manifiesto el miedo del Partido Popular a perder la alcaldía de Piedralaves y la necesidad de utilizar su mayoría como herramienta partidista desde la que tratar de emprender medidas en este caso sin tener en cuenta ni las necesidades del pueblo, ni las opiniones de los ciudadanos.