IU pide al Congreso que levante el 'secreto' de las actas de la Comisión de Defensa que se reunió tras el 23-F

Teniente coronel Antonio Tejero en el golpe de Estado del 23F

Izquierda Unida tiene previsto pedir a la Mesa del Congreso que publique las actas de la reunión que la Comisión de Defensa celebró pocos días después del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 y que mantienen desde entonces la calificación de secretas.

La federación de izquierdas ya registró en el Congreso una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a desclasificar todo el material relacionado con aquel episodio, pero en ella no se mencionan expresamente las actas de aquella reunión de comisión que están bajo custodia en la Cámara Baja, cuya tutela no corresponde al Ejecutivo.

Ese documento recoge las explicaciones que ofreció sobre lo ocurrido el entonces responsable del Ministerio de Defensa. Antes del golpe ese departamento lo ocupaba Agustín Rodríguez Sahagún, que fue alcalde de Madrid con el CDS, y al que sucedió el 26 de febrero Alberto Oliart, el mismo que hace unos años presidió RTVE.

La entrada de Tejero y sus secuaces en el hemiciclo tuvo lugar durante la votación para la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo como presidente del Gobierno en sustitución de Adolfo Suárez y el nuevo Gabinete tomó posesión tres días después.

BONO DESCLASIFICÓ OTRAS ACTAS

Según han confirmado a Europa Press fuentes parlamentarias, las actas de aquella comparecencia en la Comisión de Defensa son los únicos documentos del Congreso que siguen teniendo la calificación de secretos, después de que en 2011, coincidiendo con el 30 aniversario de la asonada el entonces presidente de la Cámara, José Bono, diera a conocer varios textos de la época.

En concreto, hizo públicas las actas que redactó sobre el suceso la Mesa del Congreso, de la que el propio Bono formaba parte como secretario en la primera legislatura, y el informe que se elaboró posteriormente haciendo balance de los daños causados por los guardias civiles que entraron en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Cuando la petición de Izquierda Plural se registre, y con independencia del futuro de la proposición no de ley dirigida al Gobierno y que el PSOE ha prometido apoyar, la Mesa del Congreso deberá decidir si accede o no a desclasificar las actas de aquella comparecencia del titular de Defensa.