IU pedirá en el Pleno de la Diputación la retirada del Impuesto sobre la Eliminación de Residuos en Vertederos

Santiago Jiménez.

Santiago Jiménez espera lograr el acuerdo de todos los grupos para solicitar a la Junta de Castilla y León la eliminación de un impuesto que se creó en 2012 y que asegura que no ha cumplido con su fin, que era financiar actuaciones medioambientales.

Izquierda Unida pedirá en el próximo pleno de la Diputación Provincial la supresión del Impuesto sobre la Eliminación de Residuos en Vertederos, una tasa que se creó en 2012 – este 2016 será el quinto año que se paga – con el objetivo, según reconoce el propio texto de ley, para la “financiación de los programas de gasto relativos a actuaciones medioambientales, en la colaboración con las entidades locales“, objetivo que según Santiago Jiménez no se ha cumplido.

 

“Desde que se creó, la provincia de Ávila ha pagado a la Junta de Castilla y León por este impuesto más de 1,9 millones de euros”, cantidad que ni en el Consorcio Zona Norte ni en el Consorcio del Valle del Tiétar se tiene constancia que haya repercutido “en ninguna planta de tratamiento de residuos, ni para mejorar el reciclaje, ni en nada”, denuncia el portavoz de IU en la Institución Provincial.

 

Una retirada que repercutiría en una reducción de la tasa de basura de los ciudadanos en un 15 por ciento aproximado. Asegura Santigo Jiménez que  “si lo retiramos, el ciudadano pagaría menos”. Ciudadanos, detalla Santiago Jiménez, “a los que precisamente se les penaliza con un impuesto por cumplir con la ley y el reciclaje”.

 

“La Junta se inventó este impuesto en 2012 por la necesidad que había de dinero, con un fin aceptable, pero cuatro años después sólo ha demostrado un afán recaudatorio precisamente con aquellos ciudadanos que cumplen con el reciclaje”, pues se trata de un impuesto semejante al que puso en marcha el Ayuntamiento de Ávila, la famosa Tasa de Tratamiento y Reciclaje de Residuos.