IU lamenta el rechazo del PP a las medidas propuestas contra la corrupción

Izquierda Unida de Ávila ha lamentado, en nota de prensa, el rechazo mostrado por el Partido Popular ante la proposición de ley presentada por esta formación en el Congreso de los Diputados en la que se contemplaba "un completo catálogo de medidas contra la corrupción"

El coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, José Alberto Novoa, ha calificado este rechazo como "una oportunidad perdida”, con una propuesta que buscaba “poner fin a la inacción de Gobierno ante la corrupción, una lacra que es un problema de Estado, una preocupación para los ciudadanos y a la que los abulenses demandan una solución”. Un voto en contra “con el que han rechazado la oportunidad de dar credibilidad a una voluntad real de tomar medidas para acabar un problema que está socavando las bases de la democracia”.

 

En concreto Izquierda Unida, junto a ICV, EUiA y CHA, proponía un incremento de penas por delitos relacionados con la corrupción, una mejora de la transparencia en la gestión y la contratación pública, y reformas legales en los procesos urbanísticos susceptibles de generar plusvalías, así como el control de la financiación de los partidos políticos. Para ello la propuesta planteaba, entre otras cosas, modificar el Código Penal y otras siete leyes, entre ellas la de Financiación de Partidos Políticos, la de Contratos del Sector Público o la Ley de Bases del Régimen Local.

 

Dentro de la reforma de la Ley de Financiación de Partidos Políticos, el planteamiento presentaba una profunda reforma en la que no se pueda recibir, directa o indirectamente, donaciones de personas o empresas que, mediante contrato vigente, presten servicios o realicen obras para el sector público. La proposición rebaja el tope máximo para las donaciones procedentes de una misma persona física o jurídica y establece en 500.000 euros el valor máximo anual de las donaciones en especie o en bienes inmuebles.

 

Izquierda Unida apostaba en el documento por limitar el coste de las campañas electorales y que se garantice al Tribunal de Cuentas que la condonación de deudas a los partidos por parte de entidades bancarias o proveedores privados no obedezcan, en ningún caso, a un intercambio de favores.

 

Un debate y unas medidas “que el Partido Popular ha rechazado de plano, evitando avanzar ante la corrupción, algo que demanda la ciudadanía y a lo que el partido de Bárcenas y la Gürtel no está sabiendo ni queriendo dar respuestas”. Para José Alberto Novoa “la pasividad, el silencio y el rechazo del Gobierno está contribuyendo a un deterioro de la política”.