IU indica que se mantendrá vigilante del cumplimiento del acuerdo de limpieza de los colegios

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha mostrado su satisfacción por el principio de acuerdo anunciado entre las trabajadoras y la empresa encargada de la limpieza de los colegios públicos aunque señalan que estarán vigilantes ante el desarrollo legal del acuerdo

Izquierda Unida de Ávila ha mostrado su satisfacción “porque las trabajadoras vean una posible solución a su problema laboral, porque padres, madres, profesores y los propios alumnos de los colegios vislumbren un principio de acuerdo para posibilitar que los colegios mantengan unos niveles mínimos y óptimos de higiene y limpieza, y porque aquellos que generaron el conflicto, el Partido Popular, hayan intervenido, aunque haya sido ante la presión social y política, para solucionar un problema que ellos mismos generaron”.

 

Sin embargo el grupo municipal de Izquierda Unida advierte que “ahora es el momento de estar especialmente vigilantes desde los distintos órganos políticos para conocer el desarrollo legal del acuerdo así como el contenido final del mismo, el cual poco o nada ha trascendido” comenta Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida ante un proceso que "requiere de mucha más transparencia de la que está ofreciendo el Equipo de Gobierno del Partido Popular ante una polémica de la que son los únicos culpables”.

 

Por todo ello, la formación de izquierdas, que durante todo el proceso ha mostrado su preocupación en los órganos municipales con preguntas orales y propuestas por escrito, ha solicitado en Junta de Gobierno las pertinentes explicaciones por cómo se va a desarrollar, a nivel contractual, el acuerdo alcanzado por las trabajadoras y la empresa de limpieza.

 

Vamos a exigir las máximas garantías de legalidad ante un problema que aún se desconoce cómo se piensa solucionar en sede municipal” señala la portavoz de Izquierda Unida después de una jornada en la que ha solicitado información sobre la posible modificación del contrato suscrito en su momento entre empresa y ayuntamiento así como las consecuencias legales de modificarlo.

 

Barcenilla señala que echan en falta un mayor nivel de responsabilidad políticaante un problema que ha generado el Partido Popular aceptando un contrato de limpieza cuyo pliego de condiciones ya advertía de una reducción y merma del nivel de limpieza”, contrato “que aceptaron y ante la labor y presión de las AMPAS y trabajadoras del servicio, a los cuales trasladamos nuestro reconocimiento, e Izquierda Unida, el Partido Popular se ha visto obligado a dar marcha atrás en una decisión que ahora deberá dar forma legal y contractual”.