IU: "es necesaria la revisión de los conciertos privados en Educación al existir plazas públicas vacantes"

La formación de izquierdas entiende que, según los datos que manejan los sindicatos, "no pueden seguir concertándose plazas en colegios privados cuando existe un alto número de vacantes en los centros escolares públicos"

Izquierda Unida de Ávila considera necesario un mejor aprovechamiento de las plazas vacantes en los centros públicos de enseñanza en un momento de recortes “en el que deberían revisarse los conciertos con la enseñanza privada, porque no podemos seguir viendo la reducción del presupuesto educativo mientras existente plazas vacías en los colegios públicos abulenses” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida ante los datos mostrados recientemente por los sindicatos abulenses, que han denunciado recientemente la existencia de un total de 2.136 plazas vacías en determinados centros públicos de la provincia.

 

Para el coordinador provincial de Izquierda Unida “en estos momentos la consejería de Educación está concertando plazas educativas sin necesidad” cuando un reciente estudio de los sindicatos estima que existen 2.136 plazas vacantes en colegios de Ávila, Arévalo, Arenas de San Pedro y El Tiemblo. “Desde la Junta de Castilla y León se mantiene el discurso del no hay dinero pero al tiempo se paga dos veces por lo mismo, costeando plazas vacías en colegios públicos pero concertándolas con los privados” señala en una política “de derroche y con tintes ideológicos” en el que el hilo conductor de las medidas es el “recorte y la privatización en la educación”.

 

“Se han cerrado unidades educativas, se están perdiendo puestos de trabajo, y sin embargo se sigue asumiendo un gasto doble permitiendo la existencia de mesas vacías en los colegios públicos en beneficio de los privados” señala José Alberto Novoa ante una revisión de los conciertos “indispensable”. Para el coordinador provincial de Izquierda Unida “bajo la excusa de la crisis el desmantelamiento de la educación pública es una realidad” cuestionando con ello “la permanencia de un sistema público educativo que garantice la igualdad, el conocimiento y las garantías suficientes para que todos los alumnos, con independencia de su condición social o económica, puedan disponer de los medios suficientes y adecuados para una formación integral como personas plenas para el futuro.”