IU: "El Partido Popular renuncia al proyecto Caminos Escolares Seguros"

Puesto en marcha en 2014, “el PP ha decidido dar por zanjado el proyecto” denuncia Izquierda Unida de Ávila. La polémica suscitada por la peatonalización de Teniente Arévalo “ha pesado en un Equipo de Gobierno paralizado y que renuncia a la responsabilidad municipal de fomentar la movilidad sostenible y segura en los entornos escolares”

 El proyecto ‘Caminos Escolares Seguros’ llega a su punto final. Después un año de legislatura en el que la oposición municipal ha instado a continuar con las medidas puestas en marcha en 2014, “finalmente se puede decir que el Equipo de Gobierno del Partido Popular renuncia al proyecto de los Caminos Escolares Seguros”. Y a juicio del grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila lo hace “por temor, rentabilidad electoral, falta de responsabilidad y dejadez”, cuestiones que en este último año están marcando las decisiones que se adoptan en sede municipal por parte del Partido Popular.

 

Y apunta el grupo municipal de Izquierda Unida a ello después de las explicaciones recibidas en sede municipal a preguntas sobre la reanudación de este proyecto. Puesto en marcha en mayo de 2014, las pretensiones del mismo eran “que los niños vengan andando al colegio desde sus casas pero vengan andando por un camino seguro”. Así lo anunciaba Miguel Ángel García Nieto, anterior alcalde de Ávila, en una iniciativa apoyada por la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, entonces bajo la figura de Francisco José Sánchez, la Dirección Provincial de Tráfico, la Dirección Provincial de Educación y la Subdelegación del Gobierno, ocupada por el actual alcalde José Luis Rivas. “Se conseguirá que los niños, a los que va dirigido este programa de educación vial, aprendan a desenvolverse de forma natural en la vía pública, provocando además una concienciación y colaboración ciudadana alrededor de este proyecto” señalaba entonces García Nieto sobre un proyecto que aseguran contaba con el apoyo de la comunidad educativa.

 

Dos años después “el Partido Popular clausura este proyecto” y lo hace, según denuncia Henar Alonso, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, sin ningún informe evaluador con el que poder adoptar cualquier decisión” ni la recopilación, a través del Consejo Escolar Municipal, de las inquietudes en materia de seguridad vial, movilidad y accesibilidad de los colegios. “La realidad es que ha sido la polémica suscitada por la peatonalización de la Plaza Teniente Arévalo la que ha provocado esta decisión” señala Henar Alonso tras abordar este tema en sede municipal y después de un 2015 en el que se avisó de las intenciones de extender esta propuesta a los centros escolares Juan de Yepes y Pablo VI. “El Partido Popular entiende ahora que poner en marcha el proyecto ‘Caminos Escolares Seguros’ sería imponer a los padres medidas con las que pueden no estar de acuerdo”. Una valoración ante la que muestra su contrariedad Izquierda Unida de Ávila. “No se trata de imponer nada a nadie, sino de promover medidas alternativas, en este caso de movilidad”.

 

Es por ello que las explicaciones ofrecidas por el Partido Popular hacen entrever al grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila que “el Equipo de Gobierno del Partido Popular tiene miedo a poner en marcha medidas que puedan enfadar a su posible electorado y prefiere quedarse de brazos cruzados”. A partir de ahora “la única opción que les queda a los centros escolares para mejorar la accesibilidad a sus centros así como fomentar la movilidad sostenible entre sus alumnos es solicitar ellos mismos las medidas que consideren oportunas al respecto”. Solicitudes “que ya serán estudiadas en sede municipal”. Un procedimiento que en la práctica “supone revertir la responsabilidad que el Ayuntamiento tiene en materia de seguridad, pues la traspasa a los centros escolares, descartando el consistorio abulense disponer de un plan y modelo de movilidad para los centros escolares”. A partir de ahora “esperan que sean otros los que hagan lo que es su obligación hacer”.