IU denuncia que la "historia de fantasía" del Tiro Pichón ha costado 200.000 euros a los abulenses en diez años

Santiago Jiménez y Motserrat Barcenilla, durante la rueda de prensa ofrecida a los medios. / Foto: Antonio S. Sánchez

La portavoz del IU en el Ayuntamiento de Ávila, Montserrat Barcenilla, ha asegurado que las promesas del PP sobre el complejo, que hoy se encuentra en ruinas, ha conducido “a enterrar el dinero de los ciudadanos sin ninguna utilidad y convirtiéndolo en un panteón de billetes, desperdiciando un espacio que sí podía haber sido un espacio de ocio y esparcimiento para los abulenses”.

 

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha recordado, respecto a la situación del Tiro Pichón que "durante una década el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, le puso voz a un proyecto que cifró en 4 millones de euros, que se suponía que iba a generar 15 puestos de trabajo y que no costaría dinero a las arcas municipales, pero ahora toca aprobar su demolición”.

 

La formación de izquierdas ha lamentado que a lo largo de estos años “se hayan invertido 200.000 euros del dinero de todos y que ahora nos dicen que no ha servido para nada”.

 

Hace apenas unas semanas, apuntan, "el Equipo de Gobierno del Partido Popular aprobaba la demolición de los edificios que aún resisten en pie en el Tiro Pichón", un complejo que "durante 10 años fue el objeto de las promesas del Partido Popular”, una historia que califican “de fantasía, como tantas otras de un partido que volvió a demostrar estar más preocupado en beneficiar los intereses privados antes que el de los ciudadanos” y que llevó a los políticos de este partido “a protagonizar titulares y fotografías”.

 

Sin embargo, para Montserrat Barcenilla, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Ávila, a lo que realmente ha conducido “es a enterrar el dinero de los ciudadanos sin ninguna utilidad y convirtiéndolo en un panteón de billetes, desperdiciando un espacio que sí podía haber sido un espacio de ocio y esparcimiento para los abulenses”.

 

Y es que, según Barcenilla, "en lo que ahora toca demoler por la seguridad de todos los ciudadanos, dado su deterioro, el PP ha enterrado 200.000 euros de las arcas municipales y no menos promesas que, como tantas otras, se las ha llevado el viento”. Un proyecto, señala, del que, "como se afirma ahora, una vez que se va a demoler lo que queda en pie, no sirve nada de lo hecho, ni para guardar en un cajón". Se trata, comenta, de "una inversión nuevamente inútil”.

 

Barcenilla ha recordado que "era en el 2003 cuando el Tiro Pichón pasaba a propiedad municipal consecuencia del plan parcial del mismo nombre y a partir del 2004 se convertía en objeto de las promesas del alcalde, cuando hablaba del mismo como un espacio de ocio y esparcimiento para la ciudad". En mayo de 2005, continúa, "el PP presentaba un proyecto ante el Ministerio de Economía y Hacienda por valor de 4 millones de euros, pero al mes siguiente, en junio, “se hablaba de la necesidad de efectuar acciones urgentes y puntuales para trabajar en las zonas más degradadas a través de un Plan Director, que como en el caso del Plan Director del Soto y tantos otros, quedó olvidado”.

 

Pese a estos anuncios, destaca, “ni se sabía a dónde se quería llegar ni los verdaderos números del proyecto”. Números que "se conocieron en 2008 cuando se sacó a concurso el contrato para el asesoramiento financiero y técnico para la construcción y mantenimiento de un centro de ocio y deportivo por más de 140.000 euros que fue elaborado por el Banco Santander, prometiendo el alcalde 15 puestos de trabajo, coste cero para el ayuntamiento y explotación privada”.

 

Ya en 2010, afirmó que se retomaba el proyecto, “pero que no se encontraba empresa para ello, por lo que no se podía poner plazos y la apuesta pasaba a ser entonces el 88 Torreones" y concluyó asegurando que "ya en 2014 y ante la degradación de ese lugar y el peligro para los ciudadanos no queda más remedio que aprobar la demolición de los edificios en ruina y el acondicionamiento del muro exterior por más de 40.000 euros”.