IU denuncia que Aqualia "quiere cobrar por la limpieza de los imbornales" y el PP les acusa de demagogos

Foto: IU Ávila

Según IU, Aqualia pide “ahora” 72.000 euros -5.997 euros de beneficio empresarial- a mayores por limpiar los imbornales", cantida, que según la formación de izquierdas, repercutiría en la factura del agua, incrementando el coste unitario del metro cúbico. Para el Partido Popular,  "IU sitúa la demagogia por encima de la solución de la limpieza de los imbornales".

Montserrat Barcenilla, portavoz de IU,  recuerda que el contrato con la empresa incluye, entre “sus obligaciones” la limpieza de los imbornales.

 

“Contrato dice lo que dice. Aqualia tiene la obligación de mantener los imbornales limpios, en perfecto uso de funcionamiento. Por lo tanto no tiene por qué exigir ahora 72.000 euros  -con casi 6.000 euros de beneficio empresarial- a mayores por hacer lo que es su obligación desde que firmara en 1988 el contrato y pliego de condiciones del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua”, añade la portavoz.

 

Es la denuncia y la advertencia que realiza el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila  ante la reciente demanda realizada por Aqualia y la postura que ante la misma mantiene el Partido Popular, “que sigue en la postura de velar por los intereses de las empresas por delante de los intereses de la ciudad y de los ciudadanos”.


Explica Montserrat Barcenilla que desde hace años el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha venido presentando en sede municipal “la revisión completa de los imbornales de la ciudad”, en algunos casos “convertidos en auténticas jardineras”. El pasado mes de septiembre de 2015 se anunció un plan de choque que llegó a 1.263 de los 6.000 imbornales de la ciudad, “ante lo que pedimos que se mantuviera para alcanzar todos los puntos y calles de la ciudad”.


. “El Partido Popular plantea ahora –de manos de la empresa, Aqualia- que para limpiarlos todos es preciso adquirir más maquinaria y contratar más personal a costa de repercutir esto al bolsillo de los ciudadanos” a través de la factura del agua. Una postura ante la que Montserrat Barcenilla muestra la posición “totalmente en contra” de Izquierda Unida de Ávila, porque “no vamos a tolerar que se quiera cobrar a mayores a los ciudadanos lo que es obligación de la empresa”.


Detalla la formación de izquierdas que más allá de las numerosas adendas firmadas con Aqualia por la gestión del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua o la ampliación del contrato –en 2010- hasta el 2038, “ninguna de estas modificaciones ha supuesto un cambio en las condiciones técnicas del contrato firmado en 1988”. Un contrato donde se especifica cuestiones como que “El concesionario deberá aportar los medios humanos y materiales necesarios en cada momento para garantizar de forma permanente los servicios a que obliga el presente Pliego de Bases” o en su punto decimotercero (Explotación, conservación y mantenimiento de las obras e instalaciones del servicio) que “La explotación, conservación y mantenimiento de las obras e instalaciones adscritas al servicio en cada momento será realizada por el concesionario a su cargo, quien velará por su correcto funcionamiento y tomará las medidas oportunas para que siempre se encuentren en las debidas condiciones de uso, para lo cual deberá realizar como mínimo las siguientes actividades… El vaciado de los productos sólidos o semisólidos acumulados en los absorbederos o imbornales y pozos de registro con la frecuencia que requiera su buen funcionamiento”.

 


Así pues “el contrato deja claro que es obligación de Aqualia mantener los imbornales en correcto uso de funcionamiento, y ahora no pueden plantear que esa limpieza suponga un sobrecoste para los ciudadanos” critica Montserrat Barcenilla, que deja claro que “no es un problema del ciudadano” y advierte al Partido Popular que “vamos a defender los intereses de los ciudadanos, vamos a pedir la remunicipalización del servicio pese a quien pese, y no vamos a permitir que el Partido Popular sitúe los intereses de una empresa por delante de los intereses de los ciudadanos”.

 

Por su parte, para el Partido Popular, IU sitúa la demagogia por encima de encontrar una solución a los problemas de la ciudad, "una vez más sólo les importa a sus concejales el partidismo y la notoriedad mediática, retorciendo en beneficio propio los datos", añaden.

 

Informan desde el Partido Popular que la limpieza de los imbornales de la Ciudad "es un asunto que está siendo tratado en el seno de la Comisión Informativa de Servicios desde hace tiempo para buscar una solución definitiva e idónea a este problema". En este sentido se han solicitado, por acuerdo de todos los grupos, una serie de informes técnicos, entre ellos uno de carácter jurídico que determine si le corresponde a la empresa concesionaria del Servicio Municipal de Aguas la limpieza íntegra de dichos imbornales, toda vez que esta empresa ha indicado que eso tiene un coste y que no es su obligación la limpieza total de todos ellos. "Es más, se ha estudiado la posibilidad de llevar a cabo estos trabajos con medios y trabajadores municipales, cuestión que se ha desechado por inviable".

 

En este sentido, afirman, "sigue el debate abierto en la Comisión de Servicios a la Ciudad, a la espera de adoptar una decisión consensuada que resulte beneficiosa para las arcas municipales, y, por tanto, para los ciudadanos".

 

"Desde el Equipo de Gobierno no se pretende beneficiar a ninguna empresa, sino solucionar el problema existente, exigiendo lo que corresponde a la empresa concesionaria y aportando nuevas soluciones a lo que no le corresponda si los informes técnicos solicitados así lo determinan. Hay que recordarle a IU que todos los gastos del Ayuntamiento proceden de los bolsillos de los ciudadanos y no sólo de lo que se paga a las empresas concesionarias", han manifestado.

 

"Una vez más se pone de manifiesto quién está trabajando para solucionar los problemas y quién, como en el caso de Izquierda Unida, antes de tomar una decisión y de tenerse los informes pertinentes, sólo busca su propio rédito político", finalizan desde el Partido Popular.