IU denuncia "el caos” de la sanidad abulense y reclama “la dimisión de la Gerente del Complejo Asistencial”

Hospital Provincial.

“Ocultar que se han perdido 15.000 pruebas radiológicas e ingresar pacientes en un almacén es lo suficientemente grave como para responder ante los ciudadanos y asumir responsabilidades”, ha destacado José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida.

“Basta ya de despreciar a Ávila y a los abulenses en lo que se refiere a atención sanitaria, basta ya de agravios comparativos, de escándalos y situaciones inaceptables que sonrojan a cualquiera”. Así de contundente se muestra José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila después de varias semanas “donde las noticias sobre la sanidad abulense se suceden en cascada, y todas ellas sobre hechos o actitudes intolerables e inaceptables”. 

 

Y es por todas ellas “por las que desde Izquierda Unida de Ávila, a tenor de lo que está ocurriendo y la falta de explicaciones por parte de sus responsables, que exigimos la dimisión de la Gerente del Complejo Asistencial de Ávila, María Antonia Pedraza, y reclamamos inmediatas explicaciones por parte de la Junta de Castilla y León y la Consejería de Sanidad “ante una sucesión de hechos que suponen un escándalo de mayúsculas dimensiones”. 

 

José Alberto Novoa, que señala valora el paso dado por el Defensor del Paciente de dirigirse a la Agencia de Protección de Datos para que investigue la pérdida de las pruebas radiológicas en Ávila, tiene claro que “mantener oculto que se han perdido 15.000 pruebas radiológicas e ingresar pacientes en un almacén existiendo habitaciones cerradas requiere dar la cara. Los ciudadanos las requieren y nosotros las vamos a reclamar”. 

 

Si el año comenzaba conociendo que la lista de espera en Ávila afectaba a 1.467 pacientes, “sin que desde SACYL se pusiera sobre la mesa una solución definitiva”, o que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, descartaba la implantación en Ávila de una unidad de radioterapia “por no alcanzar unos mínimos”, ahora a la pérdida de 15.000 pruebas radiológicas en Ávila de 6.000 pacientes se suma una nueva denuncia de Comisiones Obreras de Ávila, el empleo de varios cuartos de almacenaje del centro como habitaciones de hospitalización, “con el agravante, siendo el hecho grave de por sí, de la existencia en el Hospital Provincial de una planta cerrada perfectamente habilitada para estos casos, como ha señalado CC.OO”. 

 

Si la calificación de “error” por parte de los responsables de la consejería de Sanidad “nos parecía insuficiente y no menos un insulto, realmente nos quedamos sin calificativos para definir el ingreso de pacientes en almacenes”. Para el coordinador provincial de Izquierda Unida “habiendo una planta de hospital cerrada desde hace años improvisar en un almacén una hospitalización de pacientes resulta una irresponsabilidad y un desprecio a los mínimos de respeto que merece cualquier persona, mucho más cuando acude requiriendo una atención sanitaria que debe ser adecuada, suficiente y de calidad”. Porque deja claro José Alberto Novoa que “un paciente es una persona, no una cosa a la que se puede almacenar”.  

 

Para la formación de izquierdas, “que no va a permanecer callada ante lo que está ocurriendo”, estas situaciones “insólitas e inimaginables son consecuencia directa de la política de recortes económicos en sanidad que se vienen produciendo desde hace años de manos del Partido Popular”. Una formación a la que José Alberto Novoa reclama “un ejercicio de responsabilidad y decencia con los abulenses”, porque “no olvidemos, sus miembros han sido elegidos recientemente en un proceso electoral para defender los intereses de esta provincia y ciudad, para defender a sus ciudadanos, y ante lo que está ocurriendo no se puede ni debe guardar silencio”. 

 

Noticias relacionadas