IU de Ávila recuerda al PP que en sanidad no se puede seguir dando la espalda a los ciudadanos

José Alberto Novoa.

La nueva negativa del consejero de Sanidad a valorar la instalación de una unidad de radioterapia en Ávila “pone de manifiesto el ninguneo desde la administración regional”, han destacado desde la formación de izquierdas. 

Ávila y sus ciudadanos no merecen que se les siga dando la espalda desde la consejería de Sanidad, con Antonio María Sáez Aguado a la cabeza, no merecen que se esté jugando con su salud en un vergonzoso tira y afloja que está dejando retratados a muchos dirigentes de esta comunidad y provincia”. Y es ante el “empecinamiento del Partido Popular” en mantener los criterios económicos y los recortes por encima de la salud de los ciudadanos “por lo que desde Izquierda Unida de Ávila no vamos a cesar en reclamar la dimisión de quienes ahora ejemplifican el caos y el ninguneo que sufre la sanidad de esta provincia, en apoyar institucionalmente cuantas actuaciones sean posibles y se pongan en marcha en esta materia, en defender los criterios sociales por encima de los económicos y en apoyar posicionamientos como los de la Asociación Española Contra el Cáncer en Ávila y los propios pacientes”. 

 

José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, lamenta las declaraciones nuevamente ofrecidas por Antonio María Sáez Aguado tanto por la pérdida de 15.000 pruebas radiológicas en Ávila como por la petición de un acelerador lineal. “El consejero de Sanidad nuevamente vuelve a esconderse tras criterios de calidad y seguridad para negar un servicio de radioterapia que fue valorado como imprescindible por los propios afectados” indica José Alberto Novoa en lo que determina como “una absoluta falta de voluntad política” por quien “parece empeñado en mantener la sanidad abulense bajo mínimos”. 

 

Ausencia de voluntad para poner en marcha este servicio pero igualmente “para asumir las responsabilidades por la pérdida de pruebas diagnósticas en el Complejo Asistencial de Ávila”. Más allá de lo que pueda determinar la investigación que de oficio ha iniciado la Agencia Española de Protección de Datos, “los responsables deben asumir los errores en una gestión en la que los recortes y la progresiva privatización de la sanidad están detrás de buena parte de lo ocurrido” avanza Novoa, que recuerda que desde su formación se han pedido las máximas responsabilidades ante este asunto, incluidas las dimisiones tanto de la Gerente del Complejo Asistencial de Ávila como del propio Consejero de Salud. “Su labor es la de trabajar por una sanidad pública de calidad, y en estos momentos no están desarrollando esta función”. 

 

El coordinador provincial de Izquierda Unida se pregunta si 1.467 personas en la lista de espera en el comienzo de 2016 “son o no suficientes como para que desde la Consejería de Sanidad se tomen en serio la necesidad de mejorar e incrementar los servicios sanitarios en una provincia en la que no hay que olvidar que el Hospital de Talavera o el Hospital de Medina del Campo, así como los conciertos con la sanidad privada, cubren el déficit sanitario de nuestros servicios”.  

 

José Alberto Novoa hace un llamamiento tanto al Partido Popular de Ávila como de Castilla y León “porque esto no puede seguir así. Ávila no puede seguir estando constantemente en el foco del agravio comparativo respecto a otras provincias adyacentes, no puede continuar bajo el constante desamparo de quienes sitúan siempre sus demandas y reivindicaciones como si sus problemas fuera menores a los de otras localidades”.