IU de Ávila denuncia irregularidades en la contratación de servicios en el Museo de Caprotti

Santiago Jiménez y Monserrat Barcenilla, este lunes./ Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha denunciado presuntas irregularidades en la contratación de servicios para el Museo de Caprotti, con presupuestos sin sellar ni firmar, y ha anunciado que pondrá la información en manos de abogados “por si cabe alguna acción legal”.

Presupuestos “sin sello, ni firma, ni CIF de las empresas, ni certificación de haberse solicitado o al menos haberla recibido…” Son algunas de las deficiencias encontradas por el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ante la contratación de servicios -cuatro trabajadores- en el Museo de Caprotti situado en el Palacio de Superunda.

 

Una gestión “como poco irregular” ante la que Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida, anuncia que su formación “va a poner toda la información en manos de abogados por si hubiera lugar a alguna acción legal” tras comprobar que el Equipo de Gobierno del Partido Popular “se ha saltado el procedimiento a la torera, actuado como si fuera el amo del cortijo” y que lleva a Barcenilla a advertir que “podemos pensar que este sistema se pueda haber utilizado para que otras empresas, digamos amigas, hayan obtenido contratos menores”.

 

Monserrat Barcenilla ha explicado este lunes, con los contratos encima de la mesa, cómo cuando se trata de una licitación de un contrato menor -que no supere los 18.000 euros- y en base al propio procedimiento que marca el Ayuntamiento se ha de solcitar tres presupuestos a tres empresas. Sin embargo, pedida la información sobre la forma de contratación de los servicios para el Museo de Caprotti “hemos visto una gestión como poco irregular”.

 

Y es que una vez solicitados los presupuestos “pudimos ver que en dos de ellos no existe firma de la empresa, ni CIF, ni sello, ni certificación de haberlos solicitado ni de haberlo recibido, y que están hechos de la misma forma y apuntan que el servicio se prestará desde julio del pasado año hasta diciembre”. Desde IU aseguran que "ese mismo informe indicaba que a partir de enero había que hacer otro contrato menor, del que aún no se sabe nada pese a que estamos a mes de marzo".

 

Desde Izquierda Unida de Ávila “no cuestionamos en absoluto ni que la empresa haga mal su trabajo, ni que no deba hacerse a través de una empresa que facilite el trabajo a personas con capacidades diferentes, por cuanto son personas con dificultades de acceso al mercado laboral, pero lo que no vamos a consentir es que los tramites se hagan de forma irregular”.

 

Sospecha Montserrat Barcenilla, con los datos en la mano, que “al menos todo esto no es legítimo”, al tiempo que advierte y recuerda que en los presupuestos de este año no había partida del servicio que se va a sacar a licitación, lo que “se demuestra en el hecho de que en el último pleno se ha tenido que aprobar una modificación de los Presupuestos 2015 para poder realizar esta contratación”.