IU critica que la redefinición del proyecto del Prado "a la baja" es dejarlo en "nada de nada"

José Alberto Novoa recuerda que 17 años después del inicio del proyecto, “los ciudadanos merecen que aquello que se les prometió, y era convertir el palacio en sede de la mayor pinacoteca del país, se cumpla”. Ante la posibilidad de que Los Águila pase a ser extensión del Museo de Ávila y la ‘sede’ de la pinacoteca nacional quede reducida a una sala, Novoa es muy claro: “para este viaje no se necesitaban alforjas”.

Izquierda Unida de Ávila analiza con “cierta inquietud y temor” el último anuncio realizado por la consejera de Cultura y Turismo, Josefa García Cirac, en el que se confirman las pretensiones tanto de la Junta de Castilla y León como del Ministerio de Cultura por convertir el Palacio de Los Águila en sede del Museo del Prado, una “redefinición del proyecto original y que pasaba porque el palacio fuera sede adscrita al Museo Nacional del Prado, algo que después de 17 años está en franca cuestión” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila. Un proyecto “por el que esta ciudad lleva esperando mucho tiempo y en el que tenía depositadas grandes esperanzas después de tantos años de promesas incumplidas”. 

 

“Para convertir Los Águila en una extensión del Museo de Ávila y dejar una sala para posibles exposiciones del Museo del Prado, lo cual visto todo este proceso tenemos también derecho a poner en duda, no se necesitaban 17 años de anuncios, promesas, inversiones y polémicas” indica José Alberto Novoa. “Como dice el refrán, para este viaje no se necesitaban alforjas”. 

 

La “doble vía” que pretende adoptar el Ministerio de Cultura y la Junta de Castilla y León a través de la comisión interinstitucional que se ha puesto en marcha “supone, de facto, el punto y final a un proyecto ambicioso con el que ha soñado hasta ahora esta ciudad” y que comenzó a gestarse en 1999 con un plazo de ejecución de las obras de 25 meses y una inversión de cinco millones para poder generar un espacio con zonas de exposiciones, salas de restauración y depósito. La primera piedra se colocó en el 2003, pero a partir de ese momento sucesivos litigios con las empresas encargadas del proyecto, 11 millones de euros consignados en los Presupuestos Generales del Estado que nunca se han llegado a gastar, y unas obras que siguen sin reanudarse, protagonizan la historia de un espacio museístico “que fue santo y seña de las promesas electorales del Partido Popular, pero que nunca gozó de la verdadera voluntad política que necesitaba y posiblemente nunca ha sido considerado un proyecto creíble ni prioritario en las filas populares”. 

 

Para el coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila perder el proyecto original por el que el Palacio de Los Águila pasaría a ser sede de la mayor pinacoteca del país es perder un proyecto sobre el que han estado girando buena parte de las expectativas turísticas y económicas de esta ciudad. Pero no sólo es perder un recurso turístico, es una nueva muestra de que el Partido Popular ha tirado la toalla en Ávila. No hay ningún proyecto en marcha para esta ciudad y provincia y, lo peor de todo, es que los dirigentes de la ciudad permanecen callados ante los muchos desmanes con los que los abulenses nos estamos desayunando las últimas semanas”.