IU contra la supresión del Consejo Social de Arenas

La formación de izquierdas critica la polémica decisión del Partido Popular de Arenas en contra de todos los sectores sociales, incluido las asociaciones y representantes de la comunidad escolar, en una media con la que demuestran que los órganos de participación ciudadana son un estorbo para el partido de derechas

La Asamblea Local de IU en Arenas de San Pedro considera “injustificable” el acuerdo de supresión de competencias del Consejo Social,  aprobado en el pasado pleno municipal con los votos a favor del Partido Popular. Tras intentarlo de forma ilegal el pasado verano, finalmente el Partido Popular, encabezado por su alcaldesa, Caridad Galán, ha vuelto a la carga con este tema consumando lo que podría ser calificado como un atentado contra la democracia participativa en Arenas, ya que despoja de contenido un consejo que constituía un avance democrático en los últimos años y que fue confeccionado en su momento con el acuerdo unánime de todas las fuerzas políticas, incluido el Partido Popular, entonces en la oposición. Una decisión que cercena una herramienta de confección de informes preceptivos en materia de presupuestos, ordenanzas, tasas, etc.

 

Una decisión con la que el Partido Popular orquesta el cierre de los espacios consultivos y participativos y que se enmarca dentro de una política de recorte que también les ha llevado a ‘castrar’ el Consejo Económico y Social de Castilla y León. Sin embargo y junto a la criticable decisión política, Izquierda Unida lamenta los argumentos esgrimidos por Caridad Galán, alcaldesa del Partido Popular, que ha señalado que dichas competencias del Consejo Social “son perjudiciales y suponen trastornos administrativos”. Afirmaciones que a juicio de la Asamblea Local de Izquierda Unida resultan irresponsables, antidemocráticas y que ponen de manifiesto la sordera y ceguera ante las inquietudes del tejido social arenense.

 

Recuerda Izquierda Unida que la democracia no consiste en votar cada cuatro años sino impulsar que la ciudadanía se implique en los asuntos públicos a través de organizaciones sociales, lo que al parecer es un acto de transparencia que estorba al actual Equipo de Gobierno, cuyo sectarismo e incapacidad para mantener una mínima cercanía con las expresiones organizadas de la sociedad arenense llevan a considerar al actual gobierno local como incapacitado para llevar a cabo cualquier proyecto ilusionante en pro del bienestar del pueblo y a favor de la unidad del mismo.