IU contra la discriminaciĂłn racial

La concejala Sara Doval recuerda que la xenofobia es un comportamiento aprendido

En el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, Sara Doval, concejala de IU en el Ayuntamiento, recuerda que “el racismo es un sentimiento aprendido y que nadie nace siendo racista”. De igual forma “nadie tiene el derecho a discriminar a nadie por el color de su piel, por su lengua o por su acento, por su lugar de nacimiento, por sus hábitos de vida, por sus orígenes y tradiciones o por su pobreza”.

“En España, aunque hemos avanzado normativamente, el problema de la xenofobia avanza” señala Sara Doval, para la que “los prejuicios discriminatorios sobre la inmigración se extienden y consolidan socialmente, aparecen discursos políticos contaminados de intolerancia hacia la diversidad migratoria, religiosa, cultural y lingüística, emergen conductas en miembros de la fuerzas de seguridad de abusos y maltrato, se celebran y autorizan manifestaciones xenófobas…”

Es por todo ello “y mucho más” por lo que Izquierda Unida “quiere concienciar, un año más, en torno a cuestiones como el racismo, la xenofobia y la igualdad de derechos y reclamar que sean cerrados los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) en el Día Internacional de Eliminación de la Discriminación Racial. Además Sara Doval recuerda que Izquierda Unida quiso, sin éxito, que el Congreso de los Diputados condenará los controles de identidad basados en rasgos étnicos y raciales que, según varias asociaciones y el propio Sindicato Unificado de Policía (SUP), vienen produciéndose en las proximidades de comedores populares, albergues y lugares donde tienen su actividad asociaciones de inmigrantes, como el barrio de Lavapies en Madrid.

Con este objetivo, IU registró una proposición no de ley en la que denunciaba que, además de suponer una “flagrante vulneración de los Derechos Humanos”, este tipo de redadas provocan “la discriminación y criminalización de personas por sus rasgos físicos”. Aunque desde el Gobierno siempre se ha negado la existencia de estos controles de identidad, la propia ONU, a través del Comité para la Discriminación Racial, ha exigido a las autoridades españolas la erradicación de estas actuaciones. También la Comisión Europea, en su informe sobre Racismo y la Intolerancia de 2010, reclamó a España que asegure una prohibición efectiva de todas las prácticas en materia de perfiles étnicos por parte de las fuerzas policiales en todo el país.