IU califica de “muy dura” la situación laboral de Ávila después de una nueva subida en las cifras del paro

La formación de izquierdas considera que “sólo puede haber un cambio radical en el panorama laboral abulense con una apuesta decidida por la industrialización, las comunicaciones y el empleo de calidad y estable”.

Por cuarto mes consecutivo “Ávila sigue sumando parados”. En este caso el mes de noviembre deja una subida de 250 personas, lo que sitúa la cifra global en 15.898 desempleados, “números muy alejados de la realidad que pretende dibujar el Partido Popular de Ávila o la propia ministra de Empleo, Fátima Báñez, que bien podría rectificar sus palabras cuando comparó la situación del empleo en Ávila con un giro de 180 grados”.  Así valora José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, los datos que se conocen en una jornada que también arroja una “dura caída de las afiliaciones a la seguridad social en 1.950 personas”, números que de forma global “dibujan un escenario, que sigue acentuándose, de un mercado laboral y económico extremadamente débil en una provincia donde sólo procesos puntuales y coyunturales permiten un alivio en las listas del paro”. 

 

Lejos “del cambio radical de tendencia en materia de empleo que apuntaba Fátima Báñez en su última visita a Ávila, lejos de que Ávila sea ejemplo de lo que se tiene que seguir haciendo, como indica Pablo Casado, candidato del Partido Popular por Ávila al Congreso, lo que esta provincia necesita es que los dirigentes del Partido Popular asuman sus errores en su gestión y propicien un verdadero cambio de tendencia laboral y económico en esta provincia”, porque explica José Alberto Novoa que “sin una visión global y completa de lo que está ocurriendo, sin una apuesta decidida por la industrialización, por la eliminación del peaje y las infraestructuras y comunicaciones de calidad con provincias adyacentes, Ávila está abocada a la pérdida de capacidad competitiva respecto a provincias adyacentes así como a la devaluación de su economía en el medio rural”. 

 

Para Izquierda Unida de Ávila “ni siquiera la apuesta que esta legislatura se ha realizado por el turismo ha reflejado los datos esperados”, dado que el sector servicios sigue acumulando desempleados. “Y aunque el mes de diciembre pueda suponer un pequeño alivio ante posibles contrataciones temporales con motivo del incremento de la actividad comercial en estas fechas, de nuevo estaremos ante un dato puntual y coyuntural lejos de ser el motor económico y laboral que necesitamos”