IU Ávila teme que la nueva Ley de Montes alimente los incendios con fines urbanísticos y especulativos

Izquierda Unida de Ávila ha mostrado su preocupación por la nueva Ley de Montes que pretende aprobar en las próximas fechas el Partido Popular y que abriría de nuevo la puerta a poder cambiar los usos de los terrenos forestales tras un incendio, lo que permitiría recalificar el suelo tras un incendio forestal.

Para IU Ávila este nueva norma rompe con lo establecido hasta la fecha, donde se marcaba la prohibición de construir en zonas afectadas por el fuego durante los 30 años siguientes al siniestro. Una cuestión con la que se trataba de evitar incendios provocados con fines especulativos” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, que teme que la nueva normativa “sea gasolina para nuestros montes”.

 

Para la formación de izquierdas, "si bien el argumento que el Partido Popular ha esgrimido para abrir esta puerta es evitar que los incendios eviten actuaciones de interés general en las zonas afectadas, las explicaciones no convencen a nadie, dado que la realidad es que la aún presente ley sí permitía abordar las actuaciones que estuvieran aprobadas o proyectadas antes de un incendio en la zona afectada” señala Novoa en una modificación que "ha causado un revuelo generalizado y comprensible entre las organizaciones ecologistas, que ven como se echa por tierra lo que hasta la fecha trataba de ser una medida disuasoria".

 

Izquierda Unida de Ávila señala que con la nueva normativa “el Partido Popular estaría alimentando los incendios con carácter especulativo, dado que dejará en manos de las Comunidades Autónomas la potestad de autorizar la construcción y el urbanismo en los montes arrasados por los incendios forestales”.

 

Una ley que "dejaría demasiados conceptos abiertos a la interpretación, lo que puede suponer un riesgo patente de que se vuelvan a provocar incendios para permitir la construcción en zonas quemadas”, lo que preocupa a José Alberto Novoa dado el elevado riesgo de incendio que existe cada verano zonas de la provincia abulense como son el Tiétar y la zona de Pinares especialmente.

 

SENTENCIA CONTRA TRAGSA

Paralelamente Izquierda Unida de Ávila muestra su satisfacción por la sentencia que revoca la sanción que la empresa Tragsa impuso a dos trabajadores de la BRIF del Puerto del Pico por emplear su equipo de protección individual en una marcha reivindicativa.

 

No podemos sino trasladar la enhorabuena a estos trabajadores por la sentencia, no sólo porque supone un acto de justicia, sino porque pone en entredicho las actuaciones de una empresa pública como es Tragsa, más preocupada por tratar de poner contra las cuerdas a sus trabajadores que por mejorar las condiciones laborales de un sector para el que cada vez son más las voces que reclaman, entre otras cosas, la categoría profesional”.

 

Es por ello que desde Izquierda Unida de Ávila se seguirán impulsado iniciativas en las distintas instituciones hasta conseguir "que se reconozca, de una vez por todas, la categoría profesional de bombero forestal para los trabajadores de este sector, garantizándoles con ello la estabilidad profesional y una mayor seguridad y dignificación de sus puestos de trabajo”.