IU Ávila se solidariza con los afectados por la hepatitis C y reclama al Gobierno la financiación del tratamiento

El coordinador provincial de IU en Ávila, José Alberto Novoa. / Foto: Antonio S. Sánchez

El coordinador provincial de Izquierda Unida en Ávila, José Alberto Novoa, ha criticado que el Partido Popular “esté anteponiendo criterios económicos a la propia vida de las personas” y apunta que en este asunto “se están violando derechos fundamentales”

Izquierda Unida de Ávila ha mostrado su solidaridad y apoyo con los afectados por la hepatitis C y suma su voz a la reivindicación generalizada para que se “facilite de forma urgente el tratamiento contra esta enfermedad a todas y cada una de las personas afectadas, un tratamiento, el Solvai, que ha demostrado su eficacia en un 90% de los casos con una enfermedad por la que las estadísticas indican que 12 personas mueren al día”, apuntan.

 

Según ha explicado José Alberto Novoa, coordinador provincial de IU, “estamos ante una auténtica crisis y por tanto se debe abordar como tal, marcando como prioridad la salud de las personas, por lo que es preciso reclamar la puesta en marcha de la dotación económica que sea necesaria para que este medicamento llegue en tiempo y forma a todos los afectados”.

 

Para Novoa, “estamos ante un debate que no debería estar sucediendo", y agregó que "el PP ha situado criterios economicistas por delante de la salud y las personas, y esto resulta intolerable” sobre la decisión del ejecutivo del PP de repercutir económicamente en las comunidades autónomas –deben ser ellas las que filtren los casos y su urgencia- un medicamento incluido finalmente en las listas de los medicamentos financiados por la sanidad pública. “Se está discutiendo por un tratamiento de 25.000 euros por persona cuando al año se derrochan miles de millones en obras inútiles”, destacó.

 

Novoa ha denunciado el "silencio cómplice" que está rodeando todo este asunto entre los diferentes dirigentes del PP, “incapaces de reclamar para sus ciudadanos los medios necesarios para abordar un problema que para muchos enfermos es ya límite”. Para el coordinador provincial “de una vez por todas hay que poner en manos de los enfermos de hepatitis C el Solvai y dejar de negarlo por meras cuestiones económicas y no médicas” señala ante una negativa que “supone una verdadera aberración, porque es una cuestión de dignidad, de derechos humanos básicos y para muchas personas una situación de vida o muerte”.

 

Novoa ha aplaudido la medida puesta en marcha por la europarlamentaria de Izquierda Unida, Marina Albiol, para cuestionar ante la Unión Europea si la negativa a suministrar este medicamento a los afectados vulnera los derechos humanos. “Europa deberá responder qué opinión la merece que España y el gobierno del PP permita que haya ciudadanos que enfermen y fallezcan por negarse a suministrarles un fármaco que ha demostrado una gran eficacia contra la enfermedad de la hepatitis C”.