IU Ávila reclama mano dura y la exclusión de la vida política para los corruptos

Izquierda Unida de Ávila reclama “mano dura” y que recaiga el mayor peso posible de la ley sobre los nuevos casos de corrupción que están aflorando con la última de las operaciones puestas en marcha, la Operación Púnica.

José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, ha asegurado que "los máximos responsables políticos deben demostrar su máxima intransigencia con las corruptelas e ir más allá de las actuaciones internas en los partidos, necesarias por otra parte, reclamando y demostrando la necesidad de excluir de la vida política a todos aquellos que han pretendido lucrarse del sistema”.

 

Es la respuesta que reclama Novoa ante los últimos casos de corrupción y "ante la tibieza con la que está respondiendo el Partido Popular", una formación a la que el coordinador provincial de Izquierda Unida reclama en Ávila “una mayor contundencia en sus actuaciones”.

 

La actual situación reclama de los máximos responsables políticos del PP, para el lider de la formación de izquierdas, “mucho más que los perdones y la necesaria autocrítica interna”. Implica “una auténtica limpieza política no sólo de caras y rostros sino de su manera de entender la política y las administraciones públicas como meras generadoras de dinero en beneficio de empresas privadas en lugar de cómo garantes de una sociedad equitativa desde la que trabajar por los ciudadanos, especialmente los más desfavorecidos”, comenta José Alberto Novoa ante aquellos que "han buscado hacer de las administraciones y sus prácticas corruptas su modo de vida y enriquecimiento”.

 

Es por ello que desde Izquierda Unida de Ávila se aplauden las medidas puestas en marcha por José María González, procurador de Izquierda Unida de Castilla y León, ante la Cámara de las Cortes a fin de lograr la máxima transparencia posible sobre la última trama de corrupción.

 

A este respecto Izquierda Unida de Ávila pregunta al Partido Popular de Ávila por sus criterios a la hora de aplicar la suspensión de militancia a los políticos corruptos imputados. “Estamos asistiendo a un ejercicio de demagogia cuando vemos que desde el PP de Ávila se aplaude la expulsión de los políticos populares imputados por la operación Púnica mientras que se aplican en una defensa poco menos que numantina ante otros como Ángel Acebes, imputado por el caso de los Papeles de Bárcenas”.  Para José Alberto Novoase trata de una doble moralidad que resta honestidad y honorabilidad a sus procedimientos”.