IU Ávila pide un informe técnico que valore el cumplimiento del contrato del Tranvía Turístico

Tranvía Turístico de Ávila

La formación insiste en que la empresa ganó el concurso en base a unos compromisos de servicio “que no se están cumpliendo”, entre ellos los plazos de entrega de los vehículos.

El grupo municipal de Izquierda Unida ha reclamado al Equipo de Gobierno un informe técnico y jurídico sobre el cumplimiento del contrato del tranvía turístico, un servicio que ha juicio de la formación de izquierdas “no se está prestando en los términos que marcaba el contrato”. Montserrat Barcenilla, que ha reclamado en diversas ocasiones al Partido Popular un “mayor control y vigilancia de las concesiones administrativas”, recuerda ante un servicio que se dilató en prestarse en los términos marcados “casi un año y que sigue ofreciendo un servicio incompleto”.


En octubre de 2014 la Junta de Gobierno decidía la rescisión del contrato de la empresa entonces concesionaria del servicio de tren turístico por los incumplimientos del contrato. A partir de ese momento el tren turístico pasaba a manos de una nueva empresa que se comprometía a poner en marcha el servicio a través de un vehículo en forma de tranvía. Once meses tardaron en poder subirse los primeros viajeros al nuevo vehículo. Se ponía en marcha bajo la denuncia de Izquierda Unida del incumplimiento del contrato en cuestiones como la ausencia de pictogramas y anclajes para sillas de ruedas, la falta de sistemas de sujeción infantiles, falta de máquina expendedora de billetes, kiosco tecnológico, gps desde el que se informe del trayecto del tranvía, trípticos informativos o audioguías... “Cuestiones que trasladamos al Equipo de Gobierno del Partido Popular a través de la Junta de Gobierno y ahora queremos conocer cuáles son las gestiones que se han realizado, cuáles son las cuestiones que se han resuelto y hasta dónde se está cumpliendo o incumpliendo con el contrato suscrito”.


Y no olvida en todo ello la formación de izquierdas que el contrato incluía la puesta en servicio, junto a la actual cabeza tractora, de un segundo vagón así como de la existencia de un segundo vehículo completo para casos de avería. “Es verdad que el pliego de condiciones no ponía fechas concretas, pero hemos tardado un año en tener un primer vagón, no sabemos cuándo se pondrá en marcha el segundo vagón e incluso si podrá ser posible dadas las condiciones de las características de las calles de la ciudad, y nos preguntamos que si hemos tardado un año en disponer de un vagón, cuánto vamos a tardar en tener el segundo tren completo que figura en el contrato”.


Así desde Izquierda Unida se entiende que es preciso que el Partido Popular ejerza con su labor de control y vigilancia de los contratos de las concesiones administrativas, “porque ahora no se está haciendo”.