IU Ávila pide al consejero de Sanidad que asuma su responsabilidad en la radioterapia

Tras las palabras del ministro de Sanidad en funciones, y ante la demanda ciudadana que existe para lograr este servicio, opinan que "Antonio María Sáez Aguado no puede dilatar más en el tiempo una decisión en la que no vamos a aceptar un no por respuesta".

 

Izquierda Unida de Ávila pide al consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, que se pronuncie después de las palabras que este jueves el ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, ofrecía sobre la petición de radioterapia en Ávila.

 

Palabras "que dejan toda la responsabilidad de la decisión en manos de la consejería de Sanidad, que ya no tiene más argumentos para dilatarla" señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida.

 

Y es que en estas últimas semanas el consejero había depositado cualquier decisión en los informes solicitados al Ministerio de Sanidad, entre otros, para fijar unos criterios y con ellos tomar la decisión de si Ávila, como otros puntos de la región, acogerían nuevas unidades de radioterapia.

 

"Las afirmaciones del ministro de Sanidad animando al consejero a estudiar cada caso concreto sobre el terreno y tratar de encontrar la medida más satisfactoria posible, dejan la ‘pelota’ en el tejado de la Junta de Castilla y León".


Para IU se trata de un nuevo jarro de agua fría para la consejería de Sanidad, "a la que se le acaban las excusas para seguir huyendo de esta reivindicación" a la que siempre se ha mostrado contraria.

 

"No es el primer varapalo que Sáez Aguado recibe en este asunto", recuerdan desde IU, ya que hace unos meses la Sociedad de Oncología Radioterápica "tumbaba los motivos esgrimidos por la consejería de Sanidad para no implantar radioterapia en Ávila poniendo de manifiesto que el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles cumplía los requisitos tanto por pacientes, calidad y habitantes como para poder disponer de un servicios de radioterapia".

 

Para Novoa "la excusa de los problemas de seguridad o calidad se le acabaron. Ahora también se le ha terminado la excusa de los informes del ministerio".


"Sáez Aguado ya no tiene más salidas" para implantar una medida ante la que Izquierda Unida de Ávila ha tenido muy clara desde el principio su postura: "No aceptamos un no por respuesta" ya que esta reclamación "viene a refrendar el derecho de los pacientes a recibir un tratamiento médico en las mejores condiciones posibles. No estamos hablando de ningún capricho".