IU Ávila insta al Ayuntamiento a que exija la resolución del conflicto en Itevelesa

La formación de izquierdas, que muestra su apoyo a la plantilla del centro abulense, recuerda que los trabajadores “suman varios meses de movilizaciones como protesta por el incremento de la jornada laboral, el recorte de salarios y los despidos disciplinarios”.

Más de dos meses de huelgas, despidos disciplinarios y empeoramiento de las condiciones laborales en los centros de la ITV en Castilla y León son, para el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila, motivos más que  suficientes como para que desde el Ayuntamiento de Ávila y el Equipo de Gobierno del Partido Popular “se exija a la Junta de Castilla y León la resolución del conflicto en beneficio tanto de los trabajadores, en este caso de Ávila, como de los ciudadanos”, un conflicto que a juicio de la formación de izquierdas se extiende en exceso y que reclama de una mayor preocupación por parte de las administraciones, “precisamente responsables de esta situación derivada de la política de privatizaciones”.


Para Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, “si bien es un conflicto laboral de ámbito regional, desde la administración local cabe instar a la Junta de Castilla y León a que no se lave las manos en un momento que atraviesa una crítica situación a raíz de los primeros despidos y la apertura de expedientes disciplinarios” que han venido a enturbiar las posibilidades de un acuerdo, “ahora especialmente lejano”, entre trabajadores y empresa por culpa de la posición inmóvil desde Itevelesa, concesionaria del servicio, por incrementar la jornada laboral y reducir el salario un 12 por ciento como consecuencia de la bajada de las tarifas impuestas por la Junta de Castilla y León y el intento de mantener los beneficios empresariales”.


Entiende Montserrat Barcenilla que “ante la situación que afecta a la plantilla del centro abulense – en total son 42 centros en Castilla y León y una plantilla cercana a las 370 personas – así como los perjuicios que esta situación está ocasionando a los ciudadanos, el Ayuntamiento de Ávila debe reclamar celeridad a la Junta de Castilla y León en resolver un conflicto en el que no sólo no puede lavarse las manos sino que debe reconsiderar su postura frente a las medidas adoptadas por la empresa, posicionándose claramente contra los pretendidos recortes”.


Por lo pronto desde Izquierda Unida de Ávila se tiene claro el reconocimiento “a los trabajadores, que desde hace meses llevan movilizados y con los que hemos compartido algunas de sus jornadas de protestas”. Porque “como en otros conflictos laborales, nuestra postura es clara, y no vamos a consentir planteamientos iniciales de trabajar más por menos únicamente con el objetivo de mantener o incrementar los beneficios empresariales, como es el caso”. En este sentido, “ante la amenaza de pérdida de empleo, calidad en los puestos de trabajo o en el propio servicio desde el Ayuntamiento de Ávila existen motivos más que suficientes como para posicionarse a favor de los trabajadores y una rápida resolución del conflicto”.