IU Ávila denuncia el encarecimiento de la formación universitaria con el decreto 3+2

Para José Alberto Novoa “muy al contrario de lo que se defiende, el 3+2 no sólo supone la devaluación de los grados universitarios, sino una barrera económica para muchas familias, que no podrán asumir el coste añadido de los máster”.

Izquierda Unida de Ávila se suma a las voces discrepantes ante la aprobación “sin debate ni consenso, no ya sólo político sino social y educativo” del decreto 3+2, que para la formación de izquierdas supondrá un incremento de los costes universitarios “inasumibles para las familias” dada la apuesta que se hace desde el gobierno del Partido Popular por los másters, “de un coste mucho más elevado, la eliminación de carreras, la devaluación del título de grado y el despido de profesorado universitario".

 

Según señala IU, a partir de ahora las universidades tendrán vía libre para implantar carreras 3+2, es decir, tres años de grado y dos de máster frente al actual modelo de cuatro más uno. Una decisión que “sale adelante por el empecinamiento del ministro de Educación, José Ignacio Wert, que nuevamente, y como ya ocurrió con la LOMCE, ha demostrado el más nulo interés por el consenso con la aprobación de un decreto que sale adelante pese al análisis contrario del Consejo de Estado, la oposición de la Conferencia de Rectores y Rectoras (CRUE) y sin debate con la comunidad universitaria, política y social” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila.

 

Para Novoa “si el Plan Bolonia arrancó con un aumento brutal de las tasas universitarias, ahora el Partido Popular pretende profundizar en la carga económica sobre las familias con un modelo universitario que supondrá en la práctica para muchas familias una barrera imposible de superar”. Porque “con este decreto los grados pasan a tener un carácter básico y generalista, como explica el propio decreto, lo que les convertirá en insuficientes para adquirir la cualificación imprescindible para desempeñar una profesión de alta cualificación. Una cualificación para la que será necesario cursar un máster, que pasará de un año a dos años”.

 

Una condición para José Alberto Novoainasumible” dado que “estamos hablando de un coste medio de entre 5.400 y 14.000 euros a mayores para poder obtener un título universitario que sea reconocido con el suficiente prestigio como para poder acceder al mercado laboral en condiciones de menor precariedad y temporalidad”.

 

Para Novoa “lejos de ser un avance, tanto educativo y económico como presenta el Partido Popular, se trata de un corte selectivo desde lo económico para muchos jóvenes, que no tendrán acceso a una educación universitaria completa; un recorte en la financiación pública de la universidad, dado que a partir de ahora el gobierno pasará de financiar de cinco a tres años de universidad; un traslado de los recortes a los bolsillos de las familias, que asumirán los dos años que el gobierno deja de financiar los estudios universitarios; y una apuesta por el beneficio de las universidades privadas”.

 

Izquierda Unida de Ávila recuerda la "sangría que desde 2010 sufren las universidades públicas", llevándolas a retroceder su nivel de gasto casi una década. “Se han recortado a los campus universitarios 1.523 millones en los últimos 4 años, el gasto medio por alumno ha bajado un 16,48 % y cursar algunas carreras, según el Observatorio del Sistema Universitario, cuesta hoy hasta 3 y 4 veces más que en 2007”.

 

Para José Alberto Novoa, “frente a la apuesta del Partido Popular por encarecer la formación universitaria es preciso optar por una política distinta basada en la financiación pública de la universidad, matrículas gratuitas o simbólicas, y ayudas en forma de becas-salario, desgravaciones fiscales y subsidios, como ya están desarrollando muchos de los países de nuestro entorno”.