IU Ávila considera un "despilfarro impropio" gastar 4.000 euros en una jura de bandera civil

Montserrat Barcenilla, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Ávila, señala que “existen otras necesidades más urgentes que un baño de multitudes en un acto castrista propio de tiempos pasados”.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila considera un “despilfarro innecesario” el gasto de 4.000 euros aprobado por el Equipo de Gobierno del Partido Popular de Ávila para la puesta en marcha el próximo 3 de mayo, dentro del programa de fiestas de San Segundo, de una jura de bandera civil, un gasto “incomprensible en un momento en el que las necesidades de la ciudad son otras mucho más urgentes y prioritarias que el enaltecimiento del sentimiento patriótico a las puertas de las Elecciones”. Porque para Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, “que se vayan a destinar 4.000 euros del presupuesto municipal en un acto extemporáneo, castrista y más propio de otros momentos históricos nos parece un profundo error enmarcado en la deriva en la que ha caído el Partido Popular en los últimos meses y que han llevado a promover gastos incomprensibles como fue una controvertida contratación de una tarta de cartón piedra finalmente, y ante el enfado ciudadano, desestimada”.


Para la formación de izquierdas “el hecho de que se argumente la existencia de una demanda ciudadana no es óbice para hacer un gasto de 4.000 euros que desde Izquierda Unida consideramos excesivo y del que desconocemos el desglose del mismo” señala después de una legislatura “en la que se han llevado a cabo numerosos recortes y ajustes como en la limpieza de los colegios. Sin embargo para esto sí hay dinero”.


El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila se cuestiona el alto grado económico de compromiso alcanzado para esta jura de bandera civil. “Mientras que para otros actos la colaboración se reduce a la cesión de espacios, vallas y sillas, de las cuales estamos especialmente surtidos, en este caso el compromiso alcanzado por la administración pública se eleva a sufragar los gastos de la organización del evento”. Un punto en el que deja claro Montserrat Barcenilla que “no estamos en contra que Subdelegación de Defensa, el Cuerpo de Intendencia o la institución que corresponda haga los actos que estime oportunos, pero no que se sufraguen con dinero público, lo que consideramos que está fuera de todo lugar y lógica”.


 Izquierda Unida de Ávila, que se pronunció en contra de la propuesta aprobada el pasado mes de marzo, considera el acto “propio de un momento histórico que no corresponde”. Porque para la portavoz en el Ayuntamiento de Ávila “el patriotismo del que tanto gusta hablar en las filas del Partido Popular no es besar una bandera en un acto propio de la liturgia castrense, sino que el patriotismo está en la defensa de los ciudadanos, en especial los más débiles y necesitados, y sus derechos, y en este sentido el PP ha traicionado a los mismos con los ajustes y recortes en cuestiones como la sanidad, la educación, el empleo, la libertad de expresión, los servicios sociales... El patriotismo se demuestra cada día peleando por los derechos y libertades de los ciudadanos, no besando una bandera y gastando el dinero público en desfiles propios de tiempos pasados pero que algunos parecen echar de menos”.