IU Ávila considera intolerable e injustificada la ausencia de medios aéreos para la lucha contra incendios

La formación de izquierdas advierte que “la improvisación y la falta de diligencia, en este caso del Ministerio de Medio Ambiente, está poniendo en peligro la integridad personal de los bomberos forestales y el patrimonio natural de Ávila”

“Que a estas alturas de verano, en plena ola de calor y con un año transcurrido en el que se debía haber preparado el operativo de la campaña contra incendios, estemos advirtiendo la ausencia de medios aéreos en Ávila es de una gravedad tal como para demandar no sólo las responsabilidades políticas pertinentes sino las medidas urgentes que sean necesarias para solucionarlo”.

 

Izquierda Unida de Ávila aborda con preocupación una situación en la que quiere mostrar su total apoyo al colectivo BRIF así como a todos los bomberos forestales ante el anuncio de huelga para mediados de mes de julio –15 al 17 de julio- y que podría convertirse en indefinida a partir del 27 del mismo mes de no atenderse las reivindicaciones de un colectivo que viene reclamando desde hace tiempo la mejora de sus condiciones laborales y la suficiente dotación de medios materiales que, comenzada la campaña y en medio de una ola de calor, aún no se encuentran disponibles.


“Resulta intolerable que a estas alturas las bases de Ávila aún no dispongan de los helicópteros asignados” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila. “Un retraso inédito e injustificable derivado, según se informa desde el propio colectivo, por los problemas en la adjudicación del servicio”. Un proceso “que no sólo ha dejado mermadas e inutilizadas a las cuadrillas helitransportadas, sino que pone en evidencia la dejadez, la falta de diligencia, la improvisación y los errores de la administración, que ha tenido un año para la contratación de un servicio que llegado el momento clave de la temporada no está disponible, poniendo en evidente riesgo los montes de Ávila y a los propios trabajadores del sector”.


Desde Izquierda Unida de Ávila “el apoyo a las BRIF no sólo es incuestionable” sino que se quiere pone en entredicho “la labor de las administraciones tanto central como regional”, la labor de la administración central “porque el inmovilismo de la empresa Tragsa y el Ministerio de Medio Ambiente (Magrama) están poniendo en serio y evidente peligro la integridad personal de sus trabajadores y del patrimonio natural de esta provincia”, pero también advierte la formación de izquierdas sobre la responsabilidad de la administración regional “escasamente reivindicativa para demandar para su territorio los medios para abordar una campaña contra incendios que no podía haber comenzado peor”.