IU Ávila aplaude la revisión del Plan Autonómico de Igualdad y contra la Violencia de Género

La iniciativa presentada por el procurador de IUCyL Equo para adaptar el contenido del plan al contexto económico y social recibía el apoyo de la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Izquierda Unida de Ávila aplaude la aprobación que ha recibido la iniciativa de IUCyL para la revisión del Plan Autonómico para la Igualdad de Oportunidades y Contra la Violencia de Género de Castilla y León 2013-2018.

 

Una iniciativa que ha defendido José Sarrión, procurador de IUCyL Equo, en la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades y que parte de la necesidad de adaptar el contenido del documento, antes de que finalice 2016, al contexto económico y social del presente año, así como al nuevo marco normativo que resulte de la futura estrategia de la Unión Europea.

 

A través de esta propuesta "se abre el debate y la posibilidad de avanzar en un documento que refleje la realidad socioeconómica de Castilla y León y por ende de provincias como Ávila" señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida.

 

Una realidad "que se va alejando de los planteamientos de recuperación que sostiene el Partido Popular y en la que el problema de la despoblación, de la pérdida de activos laborales, de la precariedad laboral, de la falta de oportunidades, de desigualdades sociales se están convirtiendo peligrosamente en crónicos y es preciso que los planes de igualdad de esta comunidad contemplen este tipo de realidades".

 

Recuerda Novoa que los datos del último trimestre de la EPA dejaron una cifra del 27,4% de paro femenino en la provincia de Ávila, que según los datos recogidos por los sindicatos uno de cada tres trabajadores vive en situación de pobreza dado que cobra menos que el Salario Mínimo Interprofesional, que el 57% de los parados no reciben ninguna prestación o que la temporalidad abarca a 9 de cada 10 contratos. "Son realidades que deben contemplarse".

 

Izquierda Unida reivindica con ello una legislación laboral que regule el trabajo decente, que posibilite la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas y que contribuya al cambio de los roles de género y un reparto equitativo de las tareas familiares y domésticas.