IU Ávila advierte que la política laboral del PP ha convertido a los trabajadores abulenses en “pobres”

El coordinador provincial de IU en Ávila, José Alberto Novoa.

José Alberto Novoa, coordinador provincial de la agrupación, entiende que “no hay recuperación posible cuando los ciudadanos no llegan ni a los 648 euros del SMI”, y denuncia que "que uno de cada tres abulenses cobre menos que el salario mínimo interprofesional o que la mitad de la población no llegue a la categoría de mileurista ha convertido a los abulenses en pobres”

José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida de Ávila, ha valorado los datos ofrecidos ayer por CCOO sobre precariedad en el empleo asegurando que “trabajar, al menos en Ávila, no significa salir de la pobreza. Todo lo contrario. Y es la consecuencia directa de la política laboral emprendida por el Partido Popular”.

 

Es la valoración se centra en el contexto del Informe del Mercado de Trabajo y las Pensiones en las Fuentes Tributarias y que ofrece continuidad a los datos conocidos el pasado mes de noviembre en los que se apuntaba, de manos de la propia Agencia Tributaria, cómo de los 56.418 trabajadores abulenses, la mitad cobraba menos de 1.000 euros al mes.

 

Para Novoa “trabajar y no llegar ni siquiera a la ya de por sí irrisoria cantidad de 648 euros al mes es ser pobre” y denuncia que "desde el Equipo de Gobierno del PP de Ávila se aplaude el hecho de que en la ciudad de Ávila se cobre poco, e incluso se publicitan este tipo de datos como un atractivo empresarial" cuando, "la realidad es que están publicitando la pobreza de los ciudadanos", algo que, asegura "no es ni para estar orgulloso ni para presentarlo como aliciente alguno”.

 

Según Novoa, la realidad presente “es la de las familias que, aún trabajando, viven sumidas en la pobreza y en la inestabilidad de unos salarios indignos” en lo que es “un dato que evidencia la realidad de una economía que vive sumida en la contracción”.

 

El coordinador de IU concluye asegurando que “no sólo vale con generar trabajo. Hay que generar trabajo digno que permita a las personas desarrollarse, porque el trabajo no es un fin, sino un medio de vida”, por lo que ha destacado que, desde IU, "apostamos por un cambio de modelo en el que se avance hasta las 35 horas semanales y un salario mínimo de 1.100 euros".

Noticias relacionadas