IU apuesta por reubicar el nuevo parque de perros de la zona de San Nicolás

La formación de izquierdas considera necesario que el Partido Popular atienda y reconsidere  las demandas de los vecinos de la zona. “Cuando se puso en marcha el proyecto de espacios para perros sueltos se hizo con el objetivo de evitar posibles conflictos entre dueños de mascotas y usuarios y evitar perjuicios, sobre todo, a los niños” recuerda Montserrat Barcenilla

El grupo municipal de Izquierda Unida considera desafortunada la nueva ubicación que el Equipo de Gobierno del Partido Popular ha elegido para el parque de perros en la zona de San Nicolás, una reubicación “que no gusta a nadie - la Asociación de Vecinos de la Zona Sur San Nicolás así lo ha reconocido públicamente -  y que resulta una consecuencia directa de la prioridad que el Partido Popular dio en su momento a los intereses privativos de una superficie comercial para la construcción de un aparcamiento en lugar que entonces ocupaba el anterior parque para canes", señala la portavoz de IU, Monserrat Barcenilla.

 

Barcenilla indica que "ahora, unos meses después, el Partido Popular ha escogido el jardín junto al centro medioambiental de San Nicolás como parque para perros, provocando con ello un malestar innecesario entre los vecinos y contradiciendo los objetivos con los que puso en marcha este tipo de espacios”.

 

La portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, recuerda que hace poco más de un año, en mayo de 2012, desde la concejalía de Medio Ambiente se presentaba como “un proyecto pionero en Castilla y León” la puesta en marcha de espacios destinados a que los perros pudieran ir sueltos. Todo ello con el objetivo, y así se reconocía desde el partido conservador, “de evitar el conflicto que suele darse entre los dueños de los animales y los padres y madres de los niños que hacen uso de los jardines”. Un objetivo “al que no sabemos si ahora ha renunciado el Partido Popular tras escuchar las explicaciones ofrecidas por la concejala de Medio Ambiente”.

 

Y es que para IU, "donde antes se decía que el objetivo era separar los perros del resto de usuarios para evitar conflictos ahora se justifica el nuevo espacio apuntando que el objetivo es conseguir que haya una buena convivencia entre las personas y las mascotas” apunta Montserrat Barcenilla. Un cambio de criterio “perjudicial para todos los usuarios del nuevo espacio”.

 

Es por todo ello que el grupo municipal de Izquierda Unida coincide con las demandas realizadas por la Asociación de Vecinos de la Zona Sur San Nicolás para que “ante la existencia de las suficientes zonas disponibles se habilite una nueva donde puedan cumplirse verdaderamente los objetivos iniciales de este proyecto”.