Islandia, un David que intentará el más difícil todavía ante Goliat

La anfitriona frente a la sorpresa, Francia frente a Islandia

La selección islandesa buscará este domingo continuar con su halo de protagonismo en la Eurocopa de Francia en su duelo de cuartos de final ante el conjunto anfitrión, una cita que podría ser histórica para la isla del noroeste de Europa

 

POSIBLES ALINEACIONES

 

FRANCIA: Lloris; Sagna, Umtiti, Koscielny, Evra; Pogba, Cabaye, Matuidi; Griezmann, Payet y Giroud.

 

ISLANDIA: Halldórsson; Skúlason, R. Sigurdsson, Árnason, Sævarsson; Gudmundsson, G. Sigurdsson, Gunnarsson, Bjarnason; Sigthórsson y Bödvarsson.

 

ÁRBITRO: Björn Kuipers (HOL).

 

ESTADIO: Saint Denis (París).

 

HORA: 21.00/Telecinco.

Islandia tiene la misma población que La Rioja, unos 320.000 habitantes que están enloqueciendo con la hazaña de su selección en Francia. Acostumbrados al balonmano, deporte nacional, el desempeño de sus 'soldados' en la Euro está siendo el gran acontecimiento del país en los últimos años.

 

El 99,8% de la población siguió por televisión el histórico pase ante Inglaterra, mientras que un 10% de su gente está presenciando la participación de los suyos. Una locura que ha convertido a Islandia en la selección a la que se agarra todo aficionado si la suya ya está de vacaciones.

 

Las paradas de Halldórsson, un buen seguro hasta la fecha, y la capacidad anotadora de su última línea --todos los goles los han marcado jugadores diferentes-- permiten a Islandia seguir soñando para meterse entre las cuatro mejores selecciones de Europa, por mucho que Francia sea su próximo rival.

 

Poco importa a los islandeses este factor. "Me gustaría terminar como el Leicester City. Ellos aprovecharon sus puntos fuertes y eso intentaremos también nosotros. Hay el mismo espíritu en ambos equipos. Estamos dispuestos a trabajar para los demás", expresó el seleccionador Heimir Hallgrimsson ante los medios.

 

Enfrente estará una Francia que siempre que ha sido anfitrión ha salido triunfadora en las tres últimas decadas. Los de Didier Deschamps, una vez recuperados del susto ante Irlanda, afrontan la cita conscientes de que no pueden fallar ante un combinado al que se han medido en once ocasiones y le han vencido en ocho. 

 

Los 'bleus' acuden al duelo de Saint Denis sin el defensa del Sevilla Adil Rami, sancionado, y sin N'Golo Kanté, pretendido por el Real Madrid esta semana. Dos bajas que condicionarán a los galos y que podrían ser reemplazadas por Umtiti, flamante jugador del FC Barcelona, y Cabaye en la medular para tapar la ofensiva islandesa.

 

Pero, sin lugar a dudas, Francia se encomienda al poderío ofensivo liderado por el atlético Antoine Griezmann. La bandera de los franceses, decisivo con su doblete ante Irlanda, quiere seguir afinando la puntería antes de alcanzar unas hipotéticas semifinales.

 

Como ya hiciese en 1984, campeón de Europa, en 1998 --campeón del mundo-- y en 2003 --vencedores de la Copa Confederaciones--, la selección francesa es un seguro absoluto cuando juega ante su público. Islandia, vestida de David, intentará ante Goliat el más difícil todavía.