Isabel Pantoja, una radiante y feliz abuela

El nacimiento de su primer nieto le ha devuelto la sonrisa

Hemos tenido que esperar al dĂ­a siguiente para poder ver la cara de felicidad de Isabel Pantoja tras convertirse en abuela. Horas despuĂŠs del nacimiento del primer hijo de Kiko Rivera y Jessica Bueno, la artista sevillana se ha dejado ver por primera vez tras el nacimiento de su primer nieto.

A pesar de huir de las cĂĄmaras, la artista no pudo evitar salir a la terraza de la suite donde se encuentran ingresados Jessica y su bebĂŠ, para fumarse un cigarro. Con gesto cansado y sin quitarse sus ya clĂĄsicas gafas de sol, Isabel permaneciĂł unos minutos en el exterior de la habitaciĂłn de la que no ha salido en toda la noche.

Sin duda la tonadillera estĂĄ viviendo uno de los mejores momentos de su vida al ver como su 'pequeĂąo del alma' se estrena como padre. Curiosamente Isabel ha tenido que compaginar este acontecimiento con su comparecencia ante el juez acusada por blanqueo de dinero y a punto estuvo de no llegar a tiempo al alumbramiento de su primer nieto.

Su hijo, Kiko Rivera tambiĂŠn estĂĄ feliz. El joven que no se ha separado de su novia desde que ingresĂł en el centro sanitario a las once de la maĂąana del martes, ha pasado toda la noche junto a Jessica y a su bebĂŠ. Por eso el Dj tambiĂŠn aprovechĂł para salir a la terraza y fumarse un cigarro ajeno a los objetivos de los fotĂłgrafos.

Y mientras, los diferentes medios de comunicaciĂłn se aventuran a hablar del sexo del bebĂŠ. Para unos, una niĂąa que se llamarĂĄ Ana como su bisabuela paterna. Para otros, un varĂłn, de mĂĄs de 3.500 kilos y al que han puesto el nombre de su padre y de su abuelo, Francisco.

Sin confirmaciĂłn de los papĂĄs o de los abuelos, parece que tendremos que esperar a conocer el sexo y la carita del bebĂŠ en una prĂłxima exclusiva.