Irse de vacaciones, un imposible para una de cada tres familias de Castilla y León

A pesar de la mejora de la economía y el aumento de la renta, muchos hogares de la Comunidad siguen teniendo dificultades para afrontar gastos imprevistos, llegar a fin de mes o pagar la hipoteca. El 18,3% de las familias vive en riesgo de pobreza.

El 18,3 por ciento de los hogares de Castilla y León estaba en riesgo de pobreza, 2,1 puntos menos que el año anterior, según los datos de la encuesta de condiciones de vida que ha hecho pública este martes el Instituto Nacional de Estadística. Según esta encuesta (realizada en primavera de 2015), el 28,6 por ciento de la población residente en España estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2015, un 0,6 por ciento menos que en el año anterior.

 

Las tasas de riesgo de pobreza más elevadas se dieron en Andalucía, con un 35,7 por ciento, seguida de Murcia (31,8 por ciento) y Extremadura (29 por ciento), mientras que Navarra (9,6 por ciento), País Vasco (10,9) y Cataluña (13,9 por ciento) presentan las tasas de riesgo de pobreza más bajas.

 

Además, el 26,2 por ciento de los hogares castellanoleoneses no puede afrontar gastos imprevistos, 2,5 puntos menos que en 2014; y el 9,9 por ciento  tiene dificultades para llegar a final de mes, frente al 12,1 por ciento registrado el año anterior. Asimismo, según esta encuesta, el 38,7 por ciento de los hogares de Castilla y León no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año y el 3,8 por ciento tiene retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal.

 

El organismo considera que los hogares tienen capacidad para hacer frente a gastos imprevistos cuando dispone de recursos propios para ello, es decir, sin recurrir a préstamos o compras a plazos para pagar gastos habituales que antes se liquidaban al contado.

   Por otro lado, los hogares españoles tuvieron unos ingresos medios anuales de 26.092 en 2014, con una disminución del 0,2 por ciento respecto al año anterior, y el ingreso medio por persona alcanzó los 10.419 euros, un 0,3 por ciento más.

   En Castilla y León, el ingreso medio anual neto por persona es de 10.570 euros, lo que coloca a la comunidad en novena posición, por detrás de País Vasco (13.836 euros), Navarra (13.300 euros), Madrid (12.534 euros), Aragón (12.427 euros), Cataluña (12.283), Asturias (11.427 euros), La Rioja (11.132 euros) y Baleares (10.828 euros).