Irlanda del Norte, un debut en el nombre de George Best

Kyle Lafferty

La selección de Irlanda del Norte afronta su primera participación en una Eurocopa decidida a encarnar el espíritu de George Best, el futbolista más talentoso de su historia y que nunca logró brillar con el equipo nacional.

 

FICHA TÉCNICA.

-Participaciones en Eurocopas: Una (2016).

-Títulos: Ninguno.

-Mejor resultado: --.

-Cómo se clasificó: Primera del Grupo F.

Los 'Norn Iron' sumaron seis victorias, tres empates y una sola derrota en el camino hacia la primera Eurocopa de su historia, superando en la clasificación a rivales más expertos como Rumanía, Hungría, Finlandia o Grecia. Recorrido brillante para una selección modesta y poco acostumbrada a destacar.

Por contra, Irlanda del Norte sí ha escrito su propia historia en los Mundiales, donde ha participado en tres ocasiones. Su debut en 1958 se mantiene como el mejor torneo de su historia, ya que se metió entre los ocho primeros tras finalizar primera de su grupo por delante de Alemania Federal, República Checa y Argentina. En cuartos de final, Francia esfumó su sueño sin piedad (4-0).

Hubo que esperar hasta los años ochenta para ver al equipo del Reino Unido entre los mejores, encadenando dos participaciones en España'82 y México'86. En el estadio Luis Casanova de Valencia, escribió una de las páginas más negras en la historia de la selección española, ganando a la anfitriona con un gol de Gerry Armstrong (1-0).

Tras su notable primera fase en 1982, Francia volvió a ser su verdugo (4-1). Cuatro años después, España encontró su venganza en México (2-1) y los norirlandeses se despidieron en primera fase tras chocar con Brasil (3-0) y empatar con Argelia (1-1).

30 años después de aquella competición, ahora vuelve a un gran torneo de selecciones después de una fase de clasificación muy sólida donde sólo perdió un partido, en Bucarest ante Rumania, ganando seis y empatando otros tres. Los norirlandeses gozan de poco gol, pero su físico y rocosidad les hizo encajar tan sólo ocho goles.

Curiosamente, el jugador más talentoso que ha dado el país, George Best, no protagonizó ninguno de aquellos momentos históricos. La estrella del Manchester United en los años sesenta y setenta, ya fallecido, era juerguista y mujeriego, unas aficiones que, combinados a su explosivo talento sobre el césped, le convirtieron en un icono de la cultura popular.

La actual plantilla, liderada por jugadores de la Premier League, empieza por el veterano Roy Carroll (38 años), antiguo portero del Manchester United que apura sus últimos días en el fútbol de élite. Otro antiguo 'red devil' como Jonny Evans (West Bromwich Albion) comanda la defensa junto con su compañero de equipo Gareth McAuley, mientras que Steven Davis (Southampton), Oliver Norwood (Reading) y Chris Baird (Fulham) son los puntales en el centro del campo. En ataque, Niall McGinn (Aberdeen) es el escudero del principal artillero y referencia del equipo.

KYLE LAFFERTY, UN TROTAMUNDOS EN BUSCA DE SU ESCAPARATE

Kyle Lafferty ha puesto el olfato goleador en la fase de clasificación anotando siete goles en nueve partidos. A sus 28 años, el espigado delantero (1,93 metros) de Enniskillen parece estar desarrollando las cualidades que prometía y que él mismo ha reconocido que deberían haber aparecido antes.

Formado en el Burnley, el ariete, que debutó con la selección cuando tenía apenas 18 años, se ha convertido en un 'trotamundos' del fútbol y ha pasado por Escocia (Glasgow Rangers), Suiza (Sion), Italia (Palermo) o Turquía (Çaykur Rizespor).

En ninguno de esos equipos consiguió enraizar y su agitado periplo le llevó a acabar esta temporada jugando como cedido en el Birmingham de la segunda división inglesa. Por ello, se plantea esta Eurocopa como un escaparate en el que exhibir su poderío físico y lograr que algún equipo le ofrezca un sitio donde encontrar estabilidad.

MICHAEL O'NEILL, ARTÍFICE DE UN BILLETE HISTÓRICO

En el banquillo, la 'Green and White Army' cuenta con la experiencia de Michael O'Neill, quien como jugador fue un centrocampista que vistió en 31 ocasiones la camiseta de la selección nacional y anotó cuatro goles.

El de Portadown llegó a jugar dos temporadas en el Newcastle (1987-89), aunque desarrolló la mayor parte de su carrera en el fútbol escocés. Retirado en 2004, acumula una década de experiencia como entrenador y, tras su paso por el Brechin City escocés y el Shamrock Rovers irlandés, en diciembre de 2011 fue nombrado seleccionador.

Su primer gran reto fue la fase de clasificación para el Mundial 2014 y, aunque logró algún resultado notable como un empate en Portugal o una victoria ante Rusia, su equipo apenas sumó 7 puntos en 10 partidos y finalizó penúltimo de su grupo por detrás de Azerbayán. Todo cambió camino de la Europa 2016, con un equipo mucho más rocoso que se conjuró para lograr un hito inédito.