Investigan a Ausbanc y a Manos Limpias por presunta extorsión a entidades bancarias

La Policía sostiene que exigían sumas de dinero a cambio de no difundir información negativa y el acoso incluía acusaciones en los tribunales.

La Policía Nacional en colaboración con la Fiscalía de la Audiencia Nacional lleva meses investigando una serie de denuncias presentadas contra Ausbanc por extorsión a diversas entidades bancarias. También se indaga sobre la participación del sindicato Manos Limpias en este presunto caso de extorsión en torno al que los investigadores calculan que se alcanzaron sumas millonarias de dinero.


Estas mismas fuentes indican que las pesquisas ya están muy avanzadas por parte de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y han sido coordinadas por el juez central de Instrucción Número uno de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz.

Los investigadores apuntan a una actividad sostenida en el tiempo desde hace años y que consiste básicamente en exigir pagos a las entidades bancarias extorsionadas a cambio de no difundir sobre ellas informaciones negativas o incluso iniciar causas judiciales contra ellas en los tribunales.

La acusación en los juzgados la ejercía el sindicato Manos Limpias, según la investigación. Las fuentes consultadas indican que el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, mantiene una amistad desde hace años.

En concreto, la Policía Nacional investiga sus actividades desde hace un año después de recibir la denuncia por parte de ex trabajadores de entidades bancarias que sufrieron el acoso de la trama. Las fuentes consultadas informan de que en el mundo de la banca eran conocidas estas prácticas.

RETIRADA REPENTINA

En ocasiones, la trama llevaba a alguna entidad bancaria hasta los tribunales y una vez iniciada la instrucción se retiraban de la causa alegando darse por satisfechos con las explicaciones ofrecidas por sus víctimas. "Retiraban repentinamente la acusación porque ya habían cobrado la extorsión", explican los responsables de la investigación.

Los presuntos chantajes se llevan produciendo desde hace años, siempre según estas fuentes, y comenzaron exigiendo a las entidades bancarias que se suscribieran a la revista con la que cuenta Ausbanc. La Revista Ausbanc tiene una periodicidad mensual y comenzó a publicarse en 1990. Se centra en informaciones del mundo de la económica y la empresa.

El siguiente paso fue exigir sumas de dinero a cambio de no difundir información negativa. El tercer paso eran los tribunales y la amenaza de airear las causas en los medios de comunicación.

TRES MILLONES DE EUROS

En el marco de las pesquisas policiales se incluyen casos concretos, algunos de ellos han gozado de gran repercusión mediática en los últimos años. Las fuentes detallan como en una ocasión la trama llegó a exigir el pago de tres millones de euros a cambio de retirar una acusación en los tribunales.

Ausbanc (Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios), se presenta en Internet como una entidad española privada constituida en el año 1986 bajo el eslogan "lucha por tu dinero". Cuenta con más de 100 abogados repartidos en 30 oficinas ubicadas en distintas comunidades autónomas.

Por su parte el sindicato Manos Limpias ejerce la acusación en multitud de casos, algunos de ellos tan trascendentes como el 'caso Noos'. Su participación permitió que la Infanta Cristina se sentase en el banquillo de los acusados.