Investigadores de León, Salamanca y Valladolid, premios ‘Desafío Universidad-Empresa’

Foto: DICYT

Desafío Universidad-Empresa está promovido por la Consejería de Educación, a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl).

FUESCYL/DICYT El jurado del certamen Desafío Universidad-Empresa ha fallado los premios correspondientes a la segunda edición en la que han resultado galardonados tres proyectos de investigación de las universidades de León, Salamanca y Valladolid. Este concurso se enmarca en la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una especialización inteligente de Castila y León (RIS3) 2014-2020 y cuenta con el patrocinio de la División Global Santander Universidades. Desafío Universidad-Empresa está promovido por la Consejería de Educación, a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl), con la colaboración de la Consejería de Economía y Empleo, a través de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE).

 

Tras las deliberaciones del jurado, el primer premio de esta edición ha recaído en el grupo de investigación Visión Artificial y Reconocimiento de Patrones, del departamento de Ingeniería Eléctrica y de Sistemas y Automática de la Universidad de León, por un proyecto de colaboración con la empresa PROCONSI, también de León, para mejorar el control de pasajeros en medios de transporte público mediante técnicas de visión artificial.

 

Por su parte, la Universidad de Valladolid, a través de su departamento de Informática, ha conseguido el segundo premio con un proyecto de Miguel Ángel Laguna que responde a un planteamiento de la empresa burgalesa ORHU Terapia Ocupacional para utilizar la plataforma Xbox Kinect de Microsoft en procesos de rehabilitación médica.

 

Por último, el tercer premio ha sido para un proyecto interdisciplinar presentado por las universidades de Salamanca y Valladolid como respuesta a la empresa salmantina BIO-INREN. Este proyecto pretende encontrar nuevas formulaciones farmacológicas para mejorar el tratamiento de las enfermedades renales.

 

Además este año, por primera vez, el jurado del concurso ha otorgado un Premio Especial Nuevos Emprendedores a un proyecto de colaboración entre la empresa vallisoletana NOVARQING, de nueva creación y el investigador de la Universidad de Salamanca Edgar Pérez. Este proyecto está orientado al desarrollo de nuevos materiales para el aislamiento térmico de edificios.

 

Finalmente, el jurado ha decidido otorgar el accésit para entidades de interés social a un nuevo proyecto de utilización de técnicas de visión artificial en la rehabilitación de lesiones planteado desde el Grupo de Telemática e Imagen de la Universidad de Valladolid como respuesta a una demanda de la Fundación ASPAYM Castilla y León.

 

El concurso otorga en torno a los 40.000 euros en premios a los proyectos mejor valorados por el jurado. Cada uno de los tres ganadores recibirá una cantidad económica de entre 8.000 y 12.000 euros, destinada a financiar la ejecución del proyecto conjunto. Adicionalmente, se otorga un premio especial de 8.000 euros para nuevos emprendedores y un accésit de 3.000 euros para asociaciones de interés social. Los galardonados recibirán próximamente los premios en un acto público organizado por la Consejería de Educación.

 

La segunda edición del concurso Desafío Universidad-Empresa ha contado con la participación de todas las universidades presenciales de Castilla y León con el objetivo de fomentar la realización de proyectos de I+D+i en colaboración con las empresas de su entorno, a partir de necesidades científico-tecnológicas concretas identificadas, previa y directamente, desde el propio sector empresarial.

 

La Consejería de Educación, a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León, destaca la gran acogida de un certamen que, con sólo dos ediciones, se ha consolidado entre empresas e investigadores universitarios. Así, en esta ocasión, los investigadores de las ocho universidades implicadas han respondido con 43 propuestas de colaboración a las correspondientes demandas tecnológicas concretas, previamente planteadas por las 33 entidades, mayoritariamente empresas, participantes en el concurso.

 

Espíritu emprendedor

El certamen Desafío Universidad-Empresa se enmarca la Estrategia Universidad-Empresa que, desde 2008, contempla de forma específica el fomento de la actividad emprendedora y la creación de empresas de base tecnológica. En este contexto, el concurso forma parte del Proyecto de Transferencia de Conocimiento-Universidad Empresa que, impulsado por el Gobierno autonómico a través de la Consejería de Educación y coordinado por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León pretende desarrollar aspectos concretos de la mencionada estrategia.

 

El objetivo principal de este certamen es implicar a los investigadores universitarios en la búsqueda de soluciones a las demandas de la sociedad a través de proyectos de I+D+i en colaboración entre universidades y empresas.

 

Banco Santander, a través de Santander Universidades, mantiene más de 1.100 convenios de colaboración con universidades de todo el mundo. Este año apoyará el III Encuentro Internacional de Rectores Universia, que reunirá a más de 1.100 rectores en Río de Janeiro.

 

En 2009, el Banco Santander suscribió un convenio con la Consejería de Educación, renovado en el 2014 a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León, con el objetivo de desarrollar actuaciones en el marco del Proyecto de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa, dentro de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castila y León (RIS3) 2014-2020.