Investigadores de la USAL reanudan la excavación del yacimiento postromano de La Genestosa

Vista parcial de una tumba hallada en la Genestosa en una fase de excavaciones anterior

Un equipo de investigadores, dirigido por el profesor de Historia Medieval de la Universidad de Salamanca Iñaki Martín Viso y el arqueólogo Rubén Rubio Díez, llevará a cabo entre los días 1 al 21 de julio la tercera campaña de excavación del yacimiento de La Genestosa en Casillas de Flores.

Se trata de "uno de los escasos asentamientos rurales abiertos de la época postromana que se conocen en el suroeste de la cuenca del Duero", ha destacado la Universidad de Salamanca (USAL).

La investigación directa sobre este lugar ha permitido ya disponer de datos de primera mano sobre la formación y organización de este tipo de poblados y sobre la sociedad de "un periodo tradicionalmente considerado oscuro".

En las campañas previas de 2012 y 2013, se pudo reconocer la existencia de un pequeño hábitat campesino compuesto por unas doce viviendas, asociadas a la presencia de una tumba excavada en la roca, que estaría vinculada con un ancestro "prestigioso" que daba identidad a la comunidad.

El análisis de los más de 3.000 fragmentos cerámicos y vidrios encontrados aporta nuevos datos sobre la vida de estas gentes en un ambiente "fuertemente local", ha apuntado la Universidad de Salamanca.

 

OTROS HALLAZGOS

 

También se han recuperado ocho fragmentos de pizarras con signos numerales, "lo que supone un importante hallazgo, pues son muy pocos los casos en los que este tipo de piezas son encontradas en contextos campesinos y dentro de una secuencia estratigráfica".


Además, se han podido establecer vínculos entre las gentes que allí habitaban y poderes externos al poblado, para lo que se ha llevado a cabo también un estudio del paleopaisaje a partir de análisis polínicos.
 

OBJETIVOS

 

Asimismo, la excavación ha permitido documentar una ocupación romana altoimperial (siglos I y II d. C.), época de la que se carecía hasta ahora de datos sobre asentamientos rurales en el entorno de Ciudad Rodrigo.

Esta nueva campaña se centra en proseguir los trabajos sobre los sondeos ya efectuados en años anteriores, al mismo tiempo que pretende abrir otros nuevos en poblados de semejantes características que se han podido reconocer en algunos puntos de la dehesa de La Genestosa.

El objetivo es profundizar en el conocimiento de las comunidades postromanas en la meseta del Duero y asociar su estudio con fenómenos detectados en toda la Europa Occidental en ese mismo periodo.

No obstante, también se pretende aportar información sobre los procesos que se observan en toda la cuenca del Duero tras la conquista musulmana de Hispania en el año 711, para lo que se englobará todo este trabajo en las actividades del proyecto de investigación 'Colapso y regeneración en la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media: el caso del Noroeste peninsular', financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.