Investigadores de Boston consiguen potenciar el crecimiento de nuevo tejido de la córnea humana

La molécula ABCB5 permite que las células madre del limbo sobrevivan y las protege de la muerte celular programada.

Investigadores de Boston, en Estados Unidos, han identificado una forma de potenciar el crecimiento de nuevo tejido de la córnea humana para restaurar la visión, usando una molécula llamada ABCB5, que actúa como un marcador para las células madre limbares, muy difíciles de encontrar. La investigación, publicada esta semana en 'Nature', es uno de los primeros ejemplos conocidos de construcción de un tejido de un ser humano adulto derivado de células madre.

 

Este trabajo, una colaboración entre el 'Massachusetts Eye and Ear/Schepens Eye Research Institute' (Mass. Eye and Ear), el Hospital de Niños de Boston, el Hospital Brigham y de la Mujer y el Sistema de Salud de VA Boston, todos ellos en Estados Unidos, resulta prometedor para las víctimas de quemaduras, las víctimas de lesión química y otras personas con enfermedades que dañan los ojos.

 

Las células madre del limbo residen en el epitelio limbal basal del ojo, o limbo, y ayudan a mantener y regenerar el tejido corneal, por lo que su pérdida por una lesión o enfermedad es una de las principales causas de ceguera. En el pasado, se han utilizado trasplantes de tejidos o células para ayudar a la regeneración de la córnea, pero no se sabía si había células madre limbares reales en los injertos, o cuántas de ellas, y los resultados no fueron consistentes.

 

En este estudio, los investigadores lograron utilizar anticuerpos para detectar ABCB5 en las células madre en el tejido de donantes humanos fallecidos y las utilizaron para regenerar anatómicamente córneas humanas normales y totalmente funcionales en ratones.

 

"Las células madre del limbo son muy raras y que el trasplante tenga éxito depende de estas células. Con este hallazgo será ahora mucho más fácil restaurar la superficie de la córnea", explica Bruce Ksander, de 'Mass. Eye and Ear', y coautor principal del estudio con su compañero postdoctoral Paraskevi Kolovou.

 

ABCB5 fue originalmente descubierto en el laboratorio de Markus Frank, del Hospital de Niños de Boston, y Natasha Frank, del Sistema de Salud de VA Boston y el Hospital Brigham y de la Mujer, con otros investigadores de alto nivel. En el nuevo trabajo, utilizando un modelo de ratón desarrollado por el laboratorio de Frank, vieron que ABCB5 se produce en las células madre del limbo y es necesario para su mantenimiento y supervivencia y para el desarrollo de la córnea y su reparación, de forma que los ratones que carecen de un gen funcional ABCB5 perdieron sus poblaciones de células madre del limbo y sus córneas se regeneraron de forma pobre tras una lesión.

 

"ABCB5 permite que las células madre del limbo sobrevivan y las protege de la apoptosis [muerte celular programada]", subraya Markus Frank. "El modelo de ratón nos permitió entender por primera vez el papel de ABCB5 en el desarrollo normal y es muy importante para el campo de las células madre en general", añade Natasha Frank, que está trabajando con la industria biofarmacéutica para desarrollar un anticuerpo ABCB5 a nivel clínico que cumpla con los requisitos para su aprobación por las autoridades en Estados Unidos.