Investigada una persona por el abandono de un rebaño de ovejas de una finca de Vadillo de la Sierra

Imagen del rebaño de ovejas abandonado. Foto: Guardia Civil

Los animales, no siendo cuidados por su propietario estaban produciendo daños en vallados, paredes de piedra de diferentes fincas de la localidad, además suponían un grave peligro para los usuarios de la carretera comarcal de Vadillo de la Sierra a Villatoro, al cruzarse por la misma.

Fue a principios del mes de abril cuando el Servicio de Protección a la Naturaleza de Piedrahita  recibió varias quejas por parte de los vecinos de la localidad de Vadillo de la Sierra, así como de Representantes de la Cámara de Pastos de San Juan del Olmo y de la Autoridad Local de Vadillo, debido a que se estaban sufriendo daños en vallados, paredes de piedra de diferentes fincas de la localidad producidas en diferentes propiedades privadas y comunes, ocasionados por un rebaño de ovejas que se encuentran sueltas y sin custodia de su propietario.

 

Una situación que provocaba un grave peligro para la vida de los animales por frecuentar éstos en multitud de ocasiones por la carretera comarcal de Vadillo de la Sierra a Villatoro , y el consiguiente peligro que ésto supone para los usuarios de la vía.

 

Es por ello que se da comienzo a una investigación susceptible de ser sancionada administrativamente y/o castigada en el ámbito penal.

 

La fuerza policial inspecciona la explotación ganadera para así poder valorar tanto los hechos acaecidos como los daños ocasionados por el rebaño.

 

Fruto de las investigaciones, el SEPRONA se percata que debido a una omisión del deber del cuidado del titular de los animales, efectivamente éste está infringiendo la ley y se pudo comprobar que las quejas eran más que fundadas.

 

Por todo ello, el pasado 9 de abril se inician diligencias policiales en calidad de investigado al autor por un supuesto delito de abandono de animales domésticos o amansados en condiciones en que puedan suponer un peligro para su vida, incluso además también se ha sancionado administrativamente extendiendo varias actas – denuncias por infringir la Ley 6/94 de sanidad animal en Castilla y León y la Ley 5/97 de protección de animales de compañía, por la tenencia de perros sin microchip y por carecer su correspondiente cartilla de vacunación obligatoria.

 

Ya se han tomado medidas al respecto informando a la Consejería de Medio Ambiente, más concretamente al Jefe de Sección de Sanidad y Producción Animal para conocimiento y efectos oportunos. Además el propietario del ganado, ya se ha hecho cargo de la custodia de los animales y está reparando los daños ocasionados a los vecinos de la localidad.

 

Las investigaciones continúan abiertas para esclarecer un supuesto delito de maltrato animal.