Investigada una persona por abandonar a un mastín

La Guardia Civil de Ávila instruye diligencias policiales en calidad de investigado a una persona como autora de un presunto delito relativo a la protección de animales de compañía.

 

El pasado 20 de julio, la Guardia Civil de Cebreros tiene conocimiento, gracias a la colaboración ciudadana, de que en una finca situada a las afueras de la localidad de El Tiemblo se encuentra un perro en un supuesto estado de abandono.

 

El Servicio de Protección a la Naturaleza de Cebreros acude rápidamente al lugar realizando la correspondiente inspección ocular del animal, corroborando que se trata de un perro que a simple vista presenta una inflamación en su extremidad trasera izquierda, lo que le impide acceder a su lugar de cobijo, comida y agua.

 

Tras proceder a la lectura del microchip para identificar al animal, comprueban que se trata de un can de raza mastín y que figura dado de alta en la base datos de RIAC de Madrid, y que la persona que figura como titular resulta imposible su localización.

 

Continuando con las investigaciones policiales, se descubre que con fecha 3 de junio de 2014, la persona investigada comunicó a la Guardia Civil el hallazgo del animal y la decisión de encargarse del mismo, siendo informado que debía trasladarlo a un veterinario para realizarle la correspondiente cartilla sanitaria, poner al día la vacunas exigibles y proceder al cambio de titularidad.

 

Destacan desde la Comandancia de Ávila que a día de hoy no se encuentra en regla ninguna de la documentación necesaria. Tras localizar al actual dueño, acude a la finca y se le exige que los servicios veterinarios traten inmediatamente al animal.

 

Por todo lo descrito se le confeccionan tres denuncias administrativas: carecer de cartilla sanitaria; mantener al animal en malas condiciones higiénico sanitarias; no haber vacunado al animal en las campañas de vacunación.

 

Un Centro Veterinario de San Martín de Valdeiglesias se hace cargo del animal y deciden su ingreso en el Centro por presentar múltiples lesiones, claras evidencias de abandono además de desnutrición derivando en una anemia considerable, además se le solicita un informe sobre las condiciones sanitarias del mismo.

 

Cabe destacar que probablemente se tenga que proceder a la amputación de una de las extremidades del animal. Por otro lado, visto el informe proporcionado por dicho Centro, el cual valora el estado del can como grave, se procedió a instruir diligencias policiales en calidad de investigado al actual propietario del animal por un delito relativo a la protección de animales de la Compañía, según cataloga el Código Penal en su artículo 337 bis.

 

El animal a día de hoy sigue ingresado en el Centro Veterinario, lugar donde está siendo tratado a la espera de poder ser intervenido quirúrgicamente, una vez remitan las infecciones que posee.

 

Dichas diligencias han sido entregadas en el Juzgado que entiende el caso.

Noticias relacionadas